En los países occidentales, entre 1 y 3 personas de cada 100 pueden verse afectadas por la psoriasis, esta enfermedad de la piel que, aunque no suele ser grave ni poner en peligro la vida, produce muchas molestias físicas y sufrimiento emocional a quienes la padecen.

La Psoriasis
123rf Limited©fusssergei

Dudas y respuestas sobre la psoriasis

Las células de la piel se renuevan de forma natural cada 21-28 días. Sin embargo, en la psoriasis este proceso está acelerado y se producen muchas más células de las que se van eliminando. Este exceso de células se acumula en placas escamosas y de color rojizo o marrón oscuro, según el color de la piel de cada persona. Estas lesiones pican, duelen, y a veces hasta sangran.

Las placas de psoriasis pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. En algunas personas, también se pueden afectar las articulaciones.

Las lesiones de psoriasis pueden ocurrir forma continuada, o pueden presentarse en brotes.

¿Por qué se produce la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad auto-inmune. Las células defensivas (en este caso los linfocitos T) atacan a las células de la piel.

El riesgo de padecer psoriasis está determinado por los genes, pero los brotes parecen desencadenarse en determinadas circunstancias o bajo la influencia de factores externos como el estrés, algunas infecciones, el alcohol, el tabaco, el sobrepeso, algunos medicamentos e incluso cambios hormonales.

¿Quién puede verse más afectado por la psoriasis?

Es una enfermedad típica de adultos y afecta tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, en algunos casos la enfermedad comienza en la infancia o la adolescencia.

El riesgo de padecer psoriasis está determinado por los genes, pero los brotes parecen desencadenarse en determinadas circunstancias

¿Cómo se trata la psoriasis?

El tratamiento de la psoriasis incluye cremas y geles con diferentes principios activos (vitamina D,  ditranol, brea, ácido salicílico, corticoides, otros anti-inflamatorios como los inhibidores de la calcineurina) y medicamentos orales para los casos más graves o que no respondan al tratamiento tópico. Los tratamientos sistémicos suelen ser a base de reguladores del sistema inmune. Son tratamientos complejos que pueden tener efectos secundarios y que deben administrarse bajo supervisión de un dermatólogo.

La fototerapia controlada con rayos UVA o UVB puede ser útil en algunos pacientes.

¿Qué otros tratamientos pueden ayudar?

El estrés es el principal factor que desencadena un brote. Por tanto, aprender a manejar el estrés es fundamental para minimizar el número y la gravedad de las lesiones. No hay una única forma de controlar los efectos dañinos del estrés: tanto la meditación como el ejercicio regular o el deporte, el pasar tiempo con familiares y amigos, el yoga, el taichí, el descanso nocturno, las siestas cortas durante el día, la acupuntura, la música y otras actividades culturales, son todos métodos y actividades, que solos o en combinación, pueden contribuir a aliviar el estrés y con ello la psoriasis.

Una buena alimentación puede contribuir a reducir los brotes. La dieta mediterránea, basada en alimentos vegetales como frutas, verduras, frutos secos, y legumbres, con pequeñas cantidades de aceite de oliva, yogur, y pescado en vez de carne, se ha asociado con mejor progresión de la enfermedad. Algunas personas parecen beneficiarse si evitan el gluten o los productos lácteos. Si queremos probar una dieta que excluya estos alimentos es mejor hacerlo bajo la supervisión y guía de un nutricionista.

El estrés es el principal factor que desencadena un brote

Varios estudios han encontrado una buena respuesta de las lesiones de psoriasis al tratamiento tópico con curcumina, un extracto de la cúrcuma con propiedades antioxidantes, anti-inflamatorias y anti-infecciosas.

¿Qué medidas ayudan a disminuir el picor durante los brotes?

La principal es mantener la piel bien hidratada. La piel con psoriasis tiende a secarse con facilidad, y esto produce el picor. Hay que usar tanta crema hidratante, y con tanta frecuencia como sea necesario. Algunas cremas hidratantes para la psoriasis incluyen aloe vera, que puede ayudar a mantener la piel hidratada durante más tiempo. Es importante evitar el rascado y cualquier agente que irrite la piel, incluyendo jabones y ropas ásperas.

El frío ayuda a disminuir el picor: para aprovechar este efecto podemos usar gasas o toallas finas de algodón empapadas en agua muy fría. Si guardamos la crema hidratante en el frigorífico, al aplicarla también nos beneficiaremos del efecto calmante del frío. Algunas personas aplican gel de aloe vera frío directamente sobre las lesiones.

Cuando el picor y las molestias sean muy intensas, una crema con corticoides prescrita por el dermatólogo o por el médico de familia, y aplicada durante unos días, puede detener la progresión del picor.

AutoraDoctora Miriam Martínez Biarge, Núm. Col. Madrid 53.890

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Noviembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here