Una de las enfermedades más frecuentes, incapacitantes y pertinaces: la migraña, puede afectar hasta a un 15% de la población, sobre todo mujeres.

Como combatir la migraña
123rf Limited©andreypopov

Migraña y cefalea no son lo mismo

Cefalea significa “dolor de cabeza”, y por lo tanto es un síntoma, como la fiebre. Prácticamente todos los seres humanos experimentamos cefalea alguna vez en nuestras vidas. Hay muchos tipos de cefaleas. La mayoría son primarias (no están causadas por otra enfermedad) y son benignas (a pesar del malestar o sufrimiento que causan, no suponen un peligro para la salud o la vida). La cefalea tensional (dolor difuso, opresivo, que a menudo se extiende a cuero cabelludo y cuello) es una de las formas más comunes de cefalea.

En la migraña hay dolor de cabeza, pero además otros síntomas como náuseas, vómitos, o hipersensibilidad a la luz o a los ruidos. El dolor además es mucho más intenso que en la cefalea tensional y suele ser pulsátil. Las migrañas suelen aparecer en episodios- o ataques- que duran horas o días. Algunas personas experimentan, antes del dolor de cabeza, destellos de luz, hormigueo, sensación de torpeza… esto se conoce como aura.

¿Qué causa las migrañas?

No se conoce bien. La mitad de los pacientes tienen otros familiares afectados, por lo que la genética probablemente juegue un papel.

Sí que sabemos que hay desencadenantes, variables de persona a persona: el estrés, la falta o el exceso de sueño, un esfuerzo físico intenso, el hambre, algunos alimentos (los más frecuentes son queso y chocolate), ciertos aditivos alimentarios, el alcohol, la cafeína, un olor intenso, algunos medicamentos, o cambios hormonales.

¿Qué debo hacer si tengo un ataque de migraña?

Reposa en un sitio tranquilo, sin luz y alejado de estímulos sensoriales. Si tienes un primer episodio de migraña, tu farmacéutico te puede recomendar un analgésico para el dolor de cabeza, y otros medicamentos si además tienes náuseas o molestias digestivas. Muchas personas con migrañas encuentran alivio en un grupo de fármacos llamados triptanes, pero estos deben ser recetados por el médico de familia o el neurólogo.

¿Se pueden prevenir?

Llevar un diario de las migrañas nos puede ayudar a entender el patrón individual que las provoca, y, en consecuencia, a tomar las medidas más adecuadas para reducirlas o eliminarlas. Por ejemplo, aquellas personas en las que las migrañas se desencadenan por una bajada de azúcar en sangre llevarán consigo siempre algo de comer y evitarán periodos largos de ayuno. Si las migrañas se desencadenan por un alimento concreto es preferible excluirlo de la dieta.

En la migraña hay dolor de cabeza, pero además otros síntomas como náuseas, vómitos, o hipersensibilidad a la luz o a los ruidos

En las personas que sufren episodios muy seguidos de migrañas, la calidad de vida se deteriora mucho.  Cuando los cambios en el estilo de vida no son suficientes para controlar el número de ataques migrañosos, el neurólogo propondrá un tratamiento profiláctico con determinados fármacos.

¿Existen alternativas más naturales para prevenir las migrañas?

Los medicamentos usados para prevenir las migrañas suelen tener efectos secundarios, que para muchas personas pueden ser tan molestos como la propia cefalea. Otras personas prefieren evitar tomar medicamentos de forma crónica.

Además de los cambios en el estilo de vida, que son fundamentales, algunas terapias no farmacológicas están mostrando buenos resultados en la prevención de las migrañas. Una es la acupuntura. Tras una revisión de 22 estudios previos realizada en 2016 por la prestigiosa organización Cochrane, los investigadores concluyeron que la acupuntura era al menos tan efectiva para prevenir los ataques como el tratamiento con fármacos, pero con menos efectos secundarios.

Otro enfoque prometedor es la terapia cognitiva basada en la atención plena (mindfulness en inglés).  Este tipo de terapia se lleva usando con éxito desde hace años para el tratamiento y la prevención de la depresión. Hace unos meses, un ensayo clínico publicado en la revista JAMA Internal Medicine mostró que un curso de terapia de atención plena durante 8 semanas, aunque no disminuía los episodios de migraña en mayor proporción que otros cambios en el estilo de vida, sí conseguía reducir significativamente la ansiedad, la discapacidad, los síntomas depresivos y hasta la intensidad del dolor.

Fuentes:

Autora: Doctora Miriam Martínez Biarge, Núm. Col. Madrid 53.890

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Septiembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here