No existe el corte de digestión. La digestión no se corta, como popular, pero erróneamente se cree. La idea de “esperar dos horas” después de comer para meterse en la piscina o en el mar está muy incrustada en nuestra cultura, pero no tiene un fundamento científico.

El corte de digestión
123rf Limited©grinvalds

El corte de digestión no existe

Pero algunas personas se han desmayado, incluso se han muerto, tras zambullirse en el agua tras una comida copiosa…

Sí, pero no porque se les cortara la digestión, sino porque sufrieron una hidrocución. Una hidrocución es un síncope (una pérdida de conciencia brusca) que ocurre cuando el cuerpo pasa de estar a una temperatura caliente a una temperatura mucho más fría en cuestión de segundos. Si es grave, además de la pérdida de conciencia puede haber una parada cardíaca, y si no hay nadie cerca que inicie una reanimación cardiopulmonar en los primeros 3-5 minutos, la persona afectada puede morir.

¿Por qué entonces el nombre “corte de digestión”?

Después de comer, el sistema digestivo está recibiendo un flujo de sangre más elevado de lo normal y eso hace que este síncope se pueda producir con más facilidad en este momento. Además, algunos de los signos de la hidrocución incluyen náuseas, vómitos y dolor abdominal, lo que ha dado lugar a relacionar este síncope con la digestión. Pero no es el hecho de estar haciendo la digestión lo que puede dar lugar a la hidrocución, sino el cambio brusco de temperatura que ocurre al sumergirnos en el agua fría después de estar en un ambiente caluroso.

Una hidrocución es un síncope que ocurre cuando el cuerpo pasa de estar a una temperatura caliente a una temperatura mucho más fría en cuestión de segundos

También se conoce esta condición con el nombre de síndrome de inmersión.

Entonces, ¿debo esperar un tiempo para bañarme después de comer?

No es necesario, a menos que hayas comido de forma copiosa, ya que en estos casos vas a estar somnoliento y con los reflejos disminuidos, y este no es el mejor estado para bañarse o nadar (al igual que no es prudente conducir después de una comilona). En los días de playa y piscina, si vamos a nadar, es mejor hacer comidas ligeras y por supuesto no beber alcohol.

Algunas personas deben tomar precauciones adicionales: aquellas con problemas de corazón o que estén tomando tranquilizantes, antidepresivos, u otros medicamentos que afecten al estado de alerta, son más propensas a no reaccionar a tiempo ante los primeros signos de una hidrocución.

¿Puedo disminuir el riesgo de sufrir una hidrocución?

Sí. Sobre todo, no te zambullas bruscamente en el agua fría sin haber dado al cuerpo un periodo de adaptación, y especialmente si fuera del agua está haciendo mucho calor. Antes de meterte en el agua mójate las manos, las muñecas, los pies, y la nuca. En muchas piscinas es obligatorio ducharse antes, hazlo con agua templada o fresca, similar a la de la piscina, para ir disminuyendo la temperatura de tu cuerpo.

No te zambullas inmediatamente después de haber estado haciendo una actividad deportiva o un esfuerzo físico importante, y más si ha sido en un ambiente caluroso. Conviene esperar unos minutos a la sombra y antes de meterte en el agua, dúchate o al menos refréscate manos, pies y nuca con agua.

No te zambullas inmediatamente después de haber estado haciendo una actividad deportiva o un esfuerzo físico importante

¿Qué debo hacer si veo a una persona desvanecerse tras haberse metido en el agua?

Pide ayuda. Llama o asegúrate de que alguien llama a los servicios de emergencia.

Saca a la persona del agua solo si es seguro para ti, si no, espera a tener ayuda. Es mejor usar un flotador o similar para ayudar en el rescate de la persona sumergida y evitar que nos arrastre a nosotros con ella.

Si la persona desvanecida está inconsciente (no responde cuando le hablas ni responde cuando aprietas su mano o pellizcas su piel), debes comprobar si respira, acercando tu oído a su nariz y mirando al mismo tiempo su pecho. Si no oyes entrada de aire y no ves el pecho expandirse, hay que iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta que lleguen los servicios de emergencias. Si no hay nadie entrenado en reanimación cardiopulmonar, cualquier persona presente debe hacer compresiones torácicas, al ritmo de 100 por minuto, empezando lo antes posible.

¿Pueden los niños sufrir hidrocución?

Con menos frecuencia que los adultos, pero también puede ocurrirles. Hay que enseñar a los niños las medidas de prevención expuestas antes y advertirlos de que si se empiezan a encontrar mal cuando están en el agua (mareo, dolor de cabeza, zumbido de oídos, nauseas, calambres…) deben salir inmediatamente.

Nunca se debe dejar a los niños y niñas en la playa o la piscina solos sin la supervisión de, al menos, un adulto.

AutoraDoctora Miriam Martínez Biarge, Núm. Col. Madrid 53.890

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Agosto 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí