Astenia significa en griego “falta de fuerza” y en medicina se usa para describir la sensación de falta de energía y vitalidad que acompaña a muchas enfermedades, aunque en ocasiones se presenta en personas sanas.

Astenia primaveral
123rf Limited©Dean Drobot

¿Qué es la astenia?

La astenia primaveral no se considera una enfermedad, sino un proceso de adaptación del cuerpo a la nueva cantidad e intensidad de luz. Esto puede causar desequilibrios transitorios en la melatonina, las endorfinas y otras hormonas.

Esto puede causar desequilibrios transitorios en la melatonina, las endorfinas y otras hormonas. Es muy posible que los niveles incrementados de polen y otros alérgenos de este periodo jueguen también un papel. El cuadro se ha comparado con el jet-lag que sufrimos cuando viajamos de una zona horaria del planeta a otra.

La astenia primaveral afecta más a mujeres que a hombres y dura unas dos semanas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los más comunes son sensación de cansancio, de falta de energía y de ganas de hacer cosas, dolores musculares, articulares y cefaleas, irritabilidad, ansiedad y tristeza desproporcionada o injustificada, problemas para mantener la atención, aumento o disminución de apetito, disminución de la libido y alteraciones en el sueño.

Estos síntomas suelen ser leves y la mayoría de las personas no los experimentan todos a la vez.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

  • Revisa tu dieta: trata de comer más ensaladas y hortalizas crudas, a ser posible locales y de temporada. Evita todo lo posible el azúcar y los endulzantes, es mejor obtener la energía a partir de cereales integrales y de frutas naturales. Las semillas y los frutos secos son importantes porque nos aportan grasas insaturadas. Es mejor evitar en los posible los alimentos fritos y procesados durante estas semanas.
  • Bebe un poco más de agua que de costumbre.
  • Haz ejercicio todos los días, aunque sea unos minutos. Si al principio estás muy cansada, haz ejercicios suaves como yoga, Tai-chi o Pilates. Sal a pasear al aire libre (a menos que sufras una fuerte alergia al polen).
  • Trata de dormir todas las noches a la misma hora y durante un tiempo similar. La habitación debe estar totalmente a oscuras y bien ventilada. Durante el día, si tienes oportunidad, échate una siesta corta, de unos 15-20 minutos.

Este proceso no es una enfermedad y no es necesario ni conveniente tomar ninguna medicación

¿Pueden el café o el té ayudarme a sentir menos somnoliento?

Sí, pero es mejor tomarlos con moderación. Si normalmente tomas 1-2 tazas de café al día, puedes seguir tomándolas. No tomes café después de las cinco de la tarde porque cuando vayas a dormir todavía no habrás eliminado toda la cafeína y esto alterará la calidad del sueño. Si necesitas más café prueba a alternarlo con té, que, aunque también aumenta el estado de alerta, no produce tanto nerviosismo ni taquicardia como el café. El té verde tiene menos teína que el negro, pero es más rico en antioxidantes, que también son de ayuda en este periodo.

Si estás embarazada debes tomar solo café descafeinado o té desteinado, ya que cualquier cantidad de cafeína puede tener efectos negativos sobre el feto.

El cacao tiene teobromina, una sustancia similar a la cafeína, y además eleva los niveles de endorfinas en el cerebro, por lo que puede ser una buena idea comer pequeñas cantidades de chocolate negro o tomar una bebida caliente de cacao sin azúcar.

¿Hay alguna medicación que pueda ayudar?

No, este proceso no es una enfermedad y no es necesario ni conveniente tomar ninguna medicación.

Algunos suplementos, tomados durante un periodo corto de tiempo, pueden mejorar los niveles de energía y otros síntomas, los más usados son el ginseng, la maca, el gingko biloba o el guaraná.

Asegúrate de elegir suplementos de laboratorios de confianza, de no sobrepasar la dosis diaria recomendada y de tomarlos por poco tiempo, o consultar con un profesional sanitario. Si estás embarazada o dando el pecho no tomes ningún suplemento sin preguntar antes a un profesional.

Es importante asegurarse de que los niveles de vitamina D son adecuados, pues la falta de esta vitamina puede acentuar los síntomas de astenia. El principio de la primavera es el momento del año en que nuestros depósitos de vitamina D están más bajos, ya que los hemos gastado durante el invierno. En estos casos un suplemento de vitamina D (¡y salir más a la luz!) puede ser beneficioso.

¿Necesito consultar a mi médico?

Si los síntomas son leves y se resuelven en unos días, no. Pero si se mantienen después de 10-14 días, especialmente después de haber probado las medidas recomendadas aquí, o si los síntomas empeoran en vez de mejorar, entonces es importante descartar que la astenia no esté siendo producida por alguna enfermedad.

Autora: Doctora  Miriam Martínez Biarge,  Núm. Col. Madrid 53.890

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here