Hay mucha desinformación y muchos mitos sobre los medicamentos que puede y que no debe tomar una mujer que está dando el pecho. Muchos de ellos por desgracia existen también entre profesionales sanitarios. Esta desinformación es responsable de que todos los días alguna madre deje de amamantar a su bebé, temporal o definitivamente, cuando no había razones para hacerlo.

medicamentos y lactancia
123rfLimited©pavolklimek

Estar amamantando no significa que la madre no pueda tomar ningún medicamento. Muchos medicamentos de uso habitual son compatibles con la lactancia y otros se pueden sustituir por un medicamento similar.

¿Puedo tomar analgésicos si tengo fiebre, dolor o alguna molestia?

Sí, tanto el paracetamol como el ibuprofeno son seguros y puedes y debes tomarlos si los necesitas. Para dolores más fuertes, el tramadol también es una opción segura. Sin embargo, evita la aspirina y cualquier medicamento con ácido acetilsalicílico a menos que te lo prescriba un médico que sepa que estás amamantando. El metamizol (Nolotil®), un fármaco muy consumido en España, está contraindicado en la lactancia. Solo se debe tomar en momentos puntuales y bajo supervisión médica.

Yo prefiero tratarme la fiebre y el dolor con plantas medicinales, ¿puedo seguir haciéndolo?

El problema con las plantas medicinales es que hay muy pocos estudios sobre sus efectos durante la lactancia. No sabemos qué porcentaje de los principios activos de cada planta pasa a la leche materna, cuánto absorbe el bebé y qué efectos podría tener en él o ella. Algunas plantas medicinales pueden tener sustancias peligrosas para bebés pequeños, aunque no causen problemas en las personas adultas. Los aceites esenciales pueden ser especialmente perjudiciales porque tienen principios activos muy concentrados.

Por todo esto es mejor evitarlas. Si necesitas alguna en concreto, consulta a un profesional sanitario con experiencia en lactancia materna, como una consultora de lactancia. Una excepción a esta regla es el hipérico o hierba de San Juan, que es una planta de uso muy frecuente y que se ha estudiado bien en madres lactantes y sus bebés. Los estudios han mostrado que es segura durante la lactancia y puedes tomarla si la necesitas.

¿Qué pasa con las cremas? ¿Puedo usar cremas que contengan medicamentos o principios activos de plantas?

Cuando aplicamos una crema, una pequeña proporción de sus componentes puede absorberse a través de la piel pasar a la sangre. Esto depende del tipo de crema y de los componentes que incluya. Es importante evaluar cada caso de forma individual. Como regla general no apliques cremas en los pechos y menos aún en o alrededor de los pezones; excepto aquellas cremas destinadas específicamente a cuidar los senos durante la lactancia.

Tengo una infección de garganta y me han recetado antibióticos. El médico me ha dicho que debo dejar de dar el pecho mientras los tomo, ¿qué hago?

Los antibióticos que se usan con más frecuencia para tratar las infecciones respiratorias, como la amoxicilina, o la amoxicilina con clavulánico, son compatibles con la lactancia. Se sabe que este antibiótico pasa en muy pequeña cantidad a la leche y que no tiene efectos negativos sobre el bebé. Por tanto puedes y debes tomarlo si lo necesitas y no debes dejar de dar el pecho mientras tanto.

Otros antibióticos podrían ser menos seguros, pero para la mayoría es posible encontrar un sustituto que sí lo sea. Hay que valorar cada antibiótico de forma individual. Solo en casos muy raros será necesario usar un antibiótico no compatible con la lactancia. Consulta con una experta en lactancia.

medicamentos y lactancia
123rfLimited©iakovenko

Me tienen que extraer una muela y mi odontóloga me ha dicho que tengo que dejar de dar el pecho unas horas para evitar que le pase a mi bebé la anestesia, ¿cómo lo hago?

La mayoría de los anestésicos locales que usan los odontólogos son compatibles con la lactancia y no es necesario dejar de dar el pecho por este motivo. Ni siquiera pasan a la sangre de la madre en cantidad significativa, menos aún a su leche. Pregunta a tu odontóloga qué anestésico va a usar y confirma con una experta en lactancia si es compatible. Si no lo fuera, pide a tu odontóloga que use un anestésico alternativo.

¿Dónde puedo encontrar información sobre un determinado medicamento y ver si es compatible con seguir dando el pecho a mi bebé?

Una de las fuentes más fiables es la base de datos e-lactancia (www.elactancia.org), creada por profesionales de la Asociación para la Promoción e Investigación científica y cultural de la Lactancia Materna. Es una base de datos enorme, en español y en inglés, que incluye miles de medicamentos, suplementos y plantas medicinales. Los medicamentos se clasifican en cuatro grupos: Riesgo Muy Bajo, Riesgo Bajo, Riesgo Alto y Riesgo Muy Alto, de acuerdo a los datos científicos actualizados que existen sobre ellos. Cuando un medicamento es de riesgo bajo, alto o muy alto, y siempre que exista, la base ofrece una alternativa equivalente de riesgo muy bajo.

Cualquier persona puede consultar esta base de datos, usando bien el nombre genérico del medicamento o bien la marca comercial. Si tu médico te ha dicho que interrumpas la lactancia por un medicamento concreto y tú has visto en esta base de datos que no entraña ningún riesgo, puedes indicarle a tu médico que consulte esta página web por sí mismo.

La deficiencia de vitamina B12 en la madre puede producir deficiencia en el bebé alimentado con leche materna, y esta es una situación muy grave

Mi médica de familia me ha recetado un medicamento para la ansiedad y me ha dicho que puedo seguir dando el pecho mientras lo tomo. Sin embargo, en el prospecto del medicamento leo que está contraindicado en la lactancia, ¿dejo de tomarlo?

No. La mayoría de los laboratorios farmacéuticos desgraciadamente incluyen esta advertencia en los prospectos de todos o casi todos sus medicamentos, esté justificada o no. En muchos casos se trata de información obsoleta, que no ha sido actualizada de acuerdo con los conocimientos actuales. Los laboratorios farmacéuticos no tienen mucho interés por este tema. Si tu médica te ha prescrito un medicamento sabiendo que das el pecho, lo más probable es que lo haya consultado y sepa que es compatible. Puedes preguntarle y confirmarlo, o puedes mirarlo tú misma en la base de datos e-lactancia mencionada anteriormente.

Soy vegana y tomo suplementos de vitamina B12, ¿puedo seguir tomándolos mientras doy el pecho? En el envase leo que no está aconsejado.

La vitamina B12 no solo no está contraindicada durante la lactancia, sino que es esencial. La cantidad de vitamina B12 que toma la madre se relaciona directamente con la concentración en su leche. La deficiencia de vitamina B12 en la madre puede producir deficiencia en el bebé alimentado con leche materna, y esta es una situación muy grave. Por el contrario, no se conoce toxicidad de la vitamina B12. Esto significa que no hay peligro en que puedas tomar mucha, el peligro está en no tomar suficiente. Las mujeres embarazadas y lactantes necesitan más vitamina B12 que antes de la gestación, sigan la dieta que sigan. Para saber qué dosis es la más recomendable para ti, consulta a tu médico o a un nutricionista. Si hay dudas sobre si has estado tomando o no suficiente hasta ahora, tu médico puede solicitar unos análisis de sangre y ver cuánta tienes. En cualquier caso, no dejes de tomar este suplemento.

Autora: Miriam Martínez Biarge, Médico Pediatra, www.creciendoenverde.com

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Marzo 2024