El primer domingo de mayo se celebra el día de la risa y el primer viernes de octubre el de la sonrisa. Se dice que la risa es el movimiento de la boca y otras partes del rostro y del cuerpo. Junto con la sonrisa, es una forma universal de expresar alegría y felicidad. Con ambas, si son espontáneas y sinceras, podemos establecer una conexión emocional positiva con los demás, creando un ambiente más sano, cálido y humano.

Ríe y sonríe
123rfLimited©fizkes

La sonrisa es más discreta, solo implica un ligero movimiento de los labios y un cambio de expresión en la mirada. La cara del que sonríe se ilumina. La risa puede llegar a ser escandalosa y puede incluir sonidos y gestos que, en sí mismos, son graciosos. Lo que sí es un hecho demostrado es que ambas son contagiosas.

La risa llena de aire nuestros pulmones, estimula el corazón y los músculos y aumenta la endorfina y la serotonina, que junto con la dopamina y la oxitocina son conocidas como las hormonas de la felicidad. Todo ello alivia el estrés, mejora el estado de ánimo y ayuda a reforzar el sistema inmunológico, con lo que fortalece la salud. Por el contrario, la risa despectiva, burlona, malvada, desesperada o nerviosa puede producir efectos contrarios y negativos, por lo que debemos evitarla o saber utilizarla con mucho tacto.

Todos conocemos el poder que ejerce la sonrisa en cualquier ser humano, con ella podemos hacer brillar nuestro entorno. Nos rodean decenas de motivos para borrar de nuestras caras la sonrisa y las ganas de reír, pero hay que luchar contra ello buscando razones para que no ocurra. No dejes de reír y sonreír cada día, es saludable y beneficioso para ti y para los demás.

Autor: Pedro Porta. Director y Empresario, Sector Complementos Alimenticios

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Mayo 2024