Salud física y calma mental. Los mejores consejos para mantener la salud física y mental los encontramos en todas las culturas a lo largo de la Historia. No han cambiado. Como tampoco ha cambiado mucho nuestra fisiología y la respuesta de nuestro organismo a los estímulos y pensamientos a que lo sometemos poniéndolo a prueba constantemente.

manejar el estrés
123rfLimited©imagesource

Tenemos acceso a mucha información y estamos expuestos a perder la salud al preocuparnos por todo. Ocuparnos sí, preocuparnos, no deberíamos. Esto se traduce en pensar en cómo incidir en mejorar nuestra salud, y adecuar nuestra forma de vida, cambiando y moldeando nuestros hábitos para conseguir esta mejora. Cuando el estrés se manifiesta exageradamente es hora de ponerle freno. Y ¿cómo? Con algunas pautas que nos aconsejan los expertos, como, por ejemplo:

Moverse. La actividad física diaria, aunque sea de corta duración, ya mejora el estado de ánimo al liberar endorfinas, los neurotransmisores que ayudan a reducir el estrés.

Respirar. Prestar la suficiente atención o entreno para que nuestra respiración sea más profunda. Tenemos a nuestro alcance diversas técnicas de ayuda para mejorar la respiración, como el yoga, el mindfulness o la meditación.

Establecer límites. En todos los ámbitos de la vida, reconocer hasta donde podemos trabajar y dedicarnos a los demás, y saber poner límites para proteger nuestra salud.

Cuando el estrés se manifiesta exageradamente es hora de ponerle freno

Organizarse. Gestionar bien nuestro tiempo nos ayuda a concentrarnos en las tareas de una en una, evitando el nerviosismo que produce el ver todo el trabajo pendiente junto, en una bola de nieve que nos amenaza.

Dieta saludable. Lo que comemos y bebemos nos nutre y de ello depende nuestro nivel de energía y nuestra resistencia al estrés. Alimentos sanos para un cuerpo sano, una mente tranquila y un planeta sostenible. Alimentos mayoritariamente o totalmente vegetales, de agricultura ecológica, por lo tanto, libres de pesticidas.

Dormir. Las rutinas en relación al descanso son muy beneficiosas. Ir a dormir y levantarse siempre a la misma hora es una ayuda para que nuestro organismo se organice. Es durmiendo cuando se produce la regeneración celular.

Vida social y actividades placenteras. Hablar y compartir con otras personas, pasear, leer, dibujar o lo que sea que nos guste. Aún las personas menos extrovertidas, pueden mejorar su salud emocional a través de relaciones sociales adecuadas.

Plantas para el bienestar: manzanilla, melisa y pasiflora

Las propiedades beneficiosas para la salud física y mental de algunas plantas nos acompañan desde siempre. En infusión o presentes en zumos multifrutas ecológicos, la manzanilla, la melisa y la pasiflora son especialmente indicadas para combatir el estrés, por sus efectos calmantes y relajantes.

Las propiedades beneficiosas para la salud física y mental de algunas plantas nos acompañan desde siempre

La manzanilla destaca por sus propiedades antioxidantes, digestivas y antiinflamatorias, pero también por promover el bienestar, reducir la ansiedad y el estrés, al facilitar la relajación y mejorar la calidad del sueño.

La pasiflora suma a sus propiedades antioxidantes y sedantes la ayuda a aliviar la tensión muscular, lo que lleva a reducir los síntomas físicos del estrés como dolor de cabeza, dolor de espalda, tensión en el cuello y los hombros. Es apreciada por regular el sistema nervioso e incidir en la consecución de un sueño tranquilo.

La melisa es una hierba medicinal que aporta muchos beneficios a la salud. Entre ellos, el mejorar el estado de ánimo y la función cognitiva, en la mejora de la memoria y la concentración. También ayuda a tener un sueño profundo y reparador.

ESPACIO PATROCINADO POR
RABENHORST | www.naturimport.es/61-rabenhorst

Autora: Montse Mulé, Editora

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Mayo 2024