La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la alergia como una reacción exagerada o anómala del sistema inmunitario ante una sustancia externa que, por lo general, no provoca reacciones en la mayoría de personas.

Alergias primaverales
123rfLimited©antoniodiaz

Pueden manifestarse a través de síntomas y reacciones variadas. Las más frecuentes son tos y estornudos constantes, picor en la nariz y la garganta, congestión nasal, mucosidad, ojos llorosos y lagrimeo, picazón en los ojos y conjuntivitis, hinchazón de párpados, incluso urticaria o erupciones cutáneas, entre otros.

La primavera es una de las estaciones más favorables a la aparición de alergias. Con el aumento de temperaturas y el inicio de la floración, aumenta la concentración de polen de árboles, flores y césped en el ambiente, uno de los principales alérgenos. Condiciones climatológicas, como la ausencia de lluvias, y la contaminación atmosférica, pueden propiciar el aumento de casos.

No obstante, no todas las alergias son exclusivas de la primavera. Además del polen, también pueden estar causadas por otros elementos como las picaduras de insectos, el pelo de los animales de compañía, algunos alimentos o medicamentos, los ácaros del polvo, algunos hongos o el moho, entre otros desencadenantes.

La primavera es una de las estaciones más favorables a la aparición de alergias

Recomendaciones para controlar o evitar los síntomas

El primer paso para abordar la alergia y minimizar su impacto es identificar los desencadenantes y evitar el contacto directo con ellos.

En caso de la alergia primaveral, se recomienda consultar los niveles de polen o de contaminación y, cuando estos sean muy altos, tratar de reducir el tiempo al aire libre y mantenerse en el interior, especialmente en los días ventosos. Asimismo, procurar hacer las actividades al aire libre a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando los niveles de polen son más bajos. El uso de mascarillas y de gafas de sol puede ser útil para limitar el contacto directo con los alérgenos.

En casa, algunos consejos son procurar una buena higiene del hogar, ventilar pronto por la mañana y a última hora de la tarde, mantener el aire interior seco, limpiar con frecuencia, a poder ser con aspiradora, y limpiar el polvo con trapos húmedos, evitando el uso de plumeros.

La llegada de la primavera y el verano puede ser una época difícil para las personas que padecen alergias estacionales. Estas suelen presentar un estado anímico bajo por la pérdida de calidad de vida. Existen ingredientes naturales que nos ayudan a normalizar nuestro estado anímico. Todo ello en el contexto de una dieta variada y equilibrada y una correcta hidratación.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2024