El objetivo de los farmacéuticos es mejorar la salud de las personas con los recursos de que dispone (medicamentos, complementos, etc.) y el conocimiento. Pero, más allá de la dispensación, las farmacias están cada vez más enfocadas en la atención integral del paciente y en cubrir las necesidades actuales de la población. La farmacia es eminentemente asistencial, útil tanto para personas sanas ayudándolas a mantenerse bien y a prevenir problemas de salud, como para las enfermas, para hacer más efectivo el tratamiento medicamentoso.

atención farmacéutica y alimentación
123rf Limited©kadmy

En este artículo trataremos de los farmacéuticos de «cabecera» que quieren cambiar el enfoque en la forma que atienden a sus clientes y pasar de ser meros dispensadores de medicamentos a ser profesionales a los que les interesa y ocupa la salud de sus clientes. A diferencia de las farmacias que en su equipo cuentan con un dietista/nutricionista o con farmacéuticos que poseen el doble grado. En general, estas últimas contemplan su actividad como algo aparte del día a día del mostrador, siendo útiles para intervenciones más completas, por ejemplo, preparar una dieta especial para un paciente diabético con una intolerancia alimentaria.

¿Cómo integrar la alimentación en el día a día de la farmacia?

No pienses en la dietética como algo diferente a la atención farmacéutica. Para buscar la excelencia de nuestra profesión la alimentación está incluida en ella. Puedes integrar la alimentación como parte del tratamiento de los problemas de salud y/o también como parte de la dispensación de medicamentos. No es nada nuevo, ya decía Hipócrates en el S. V a JC «Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina».

La mayoría de las dispensaciones que hacemos en la farmacia pueden ir acompañadas de un pequeño consejo alimentario que conlleva el asombro o la sorpresa del cliente/ paciente, que no se esperaba este consejo, ayudando a fidelizar al cliente que volverá a por más información, y además mejorará la imagen del farmacéutico, pasando a ser un consejero de salud que se ocupa de forma proactiva por ella. Así damos un valor añadido a nuestra profesión, logrando que un sencillo consejo pueda ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente.

Realizamos nuestra dispensación y además aportamos nuestro conocimiento, y es algo que quedará en la mente del cliente

Si queremos tanto favorecer la salud como hacer que los medicamentos sean más efectivos, debemos acompañar nuestra intervención con un consejo sobre el estilo de vida, que incluye alimentación y actividad física. Cierto es que muchos pacientes tan solo quieren la medicación, pero hay muchos otros (cada vez más numerosos) a los que les interesa su salud, tanto para poder prevenir enfermedades como para tratarlas en caso de que ya las tengan, ayudándose de todos los recursos posibles para mejorar su bienestar o minimizar los problemas derivados de su enfermedad. Para diferenciar un tipo de paciente u otro, contamos con la experiencia que da el mostrador, que nos indica a quien podemos aconsejar algo más y a quien no.

Situaciones habituales

Comer es algo que hacemos todos los días, es lo más importante después de respirar. La alimentación es algo muy cercano a nosotros, por ello los consejos relacionados con ella son muy bien recibidos, ya que es el propio usuario quien puede llevarlos fácilmente a la práctica. A continuación, menciono algunos casos frecuentes en la farmacia que pueden complementarse con un pequeño consejo alimentario. El mensaje debe ser corto y sencillo para que vuelva a por más.

Recordad que tan solo una leve deshidratación influye en el estado mental, pudiendo ser la causa de que estuviese desorientada y con dolor de cabeza

Por ejemplo, es muy gratificante ver como mejora la salud de una anciana después de facilitarle una pequeña recomendación, tan simple como «beba más agua o infusiones», ya que probablemente restringía los líquidos por problemas de incontinencia o por disminución de la sensación de sed. Recordad que tan solo una leve deshidratación influye en el estado mental, pudiendo ser la causa de que estuviese desorientada y con dolor de cabeza. Pensemos en todo lo que podría implicar esta deshidratación: quizá estaba tomando un analgésico que no necesitaría si bebiera suficiente cantidad de líquidos. Tendrá una concentración de orina elevada con mayor riesgo de infecciones de orina, menor efectividad de la medicación o mayor toxicidad de la misma. Si no le gusta el agua, aconsejamos tomar infusiones, añadir zumos de frutas al agua, o más caldos, sopas, etc., en función de sus gustos o posibilidades serán las recomendaciones.

Otra situación frecuente es la de las personas de edad con poco apetito y con una ingesta calórica insuficiente, y dónde el pequeño consejo de «añada un chorrito de aceite de oliva a sus platos», les terminará de proporcionar las calorías suficientes, además de forma agradable y saludable. ¡Que recomendación tan simple y tan efectiva! Y hemos tardado segundos en proporcionarla.

atención farmacéutica y la alimentación
123rf Limited©artursz

En caso de anemia, durante la dispensación de un suplemento/ medicamento de hierro, advertir que no deben tomarlo con lácteos. Es habitual que estos pacientes tomen la medicación en el desayuno con el café con leche o con el té y como sabemos, además del calcio que compite con el hierro, los taninos del té y la cafeína del café también limitan su absorción (que ya de por sí, es difícil). También la pregunta de si toman carne o si les gustan los berberechos deja a las mujeres, principales clientas con anemia, asombradas y aliviadas cuando les explicas que la carne y los bivalvos tienen una gran cantidad de hierro de mejor asimilación. He visto recuperaciones de anemias con la ingesta de una pequeña lata de berberechos diaria (sobre todo cuando hay una mala tolerancia al hierro no hemo), forma muy grata de acercarse al paciente, de sorprenderlo, de fidelizarlo y de que vuelva con más preguntas sobre sus problemas de salud.

Un tema habitual en la farmacia son las consultas sobre resfriado, congestión nasal, tos, etc., además del antigripal o antitusivo que creamos conveniente, el consejo añadido va dirigido a aumentar la ingesta de líquidos, ya sean en forma de agua o zumos cítricos ricos en vitamina C para evitar la deshidratación, sobre todo si hay mucha mucosidad o secreción nasal, y para fluidificar el moco o las flemas. También son de utilidad los caldos de pollo con propiedades antiinflamatorias y expectorantes por su contenido en cisteína, similar a la acetilcisteína o las infusiones de jengibre por sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes. Añadir limón y/o miel ayuda a aliviar la irritación y el picor que produce la tos.

En caso de anemia, durante la dispensación de un suplemento/ medicamento de hierro, advertir que no deben tomarlo con lácteos

Recuerda también, que para aliviar la tos disponemos de las infusiones de tomillo, anís y eucalipto. Sin olvidar el remedio tradicional utilizado por nuestras abuelas, que consiste en partir una cebolla por la mitad y colocarla al lado de la cama. La cebolla contiene compuestos azufrados volátiles que fluidifican el moco y ayudan al paciente a aliviar la tos y la respiración. El dormir reclinado facilitará el respirar mejor y el calor ayudará en caso de dolor de garganta. Todos estos consejos no curan la gripe o el resfriado, pero ayudan al enfermo a sentirse mejor. Realizamos nuestra dispensación y además aportamos nuestro conocimiento, y es algo que quedará en la mente del cliente.

Pensad en todas las situaciones candidatas a consejos, como: insomnio, estreñimiento, diarrea, etc. A todo el mundo le gusta que le muestren interés y con esos consejos se lo demostramos, damos un valor añadido a nuestra intervención. La palabra es un medicamento prodigioso, ¡utilicémosla!

Autora: Dra. Marta Castells, Farmacéutica

Publicado en el Especial Profesional INFARMA 2024 de El Botiquín Natural.

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
Especial Profesional INFARMA 2024 de El Botiquín Natural