Quizás te haya pasado a ti lector o conozcas a alguien que con el frío intenso le cambiaba el color de las yemas de los dedos. Este cambio de coloración es conocido como Síndrome de Raynaud y se caracteriza por una disminución de la circulación sanguínea en los dedos de las manos y de los pies. Al llegar menos sangre, disminuye la oxigenación de la piel y se produce un cambio de coloración en los dedos.

Síndrome de Raynaud
123rf Limited©designua

¿Por qué se produce el síndrome de Raynaud?

Este síndrome o fenómeno fue descubierto por el médico francés Maurice Raynaud en el S. XIX. Al exponernos al frío, los vasos sanguíneos se contraen (estrechan) para evitar la pérdida del calor corporal y, así, cuidar los órganos vitales. Eso se denomina vasoconstricción y nos sucede a todos, pero las personas con el Síndrome de Raynaud tienen una sensibilidad tan alta al frío, que los dedos de las manos o de los pies primero palidecen y posteriormente se vuelven azulados, pasando a enrojecerse al recalentarlos. Estos mismos cambios de coloración también pueden darse en situaciones de estrés, e incluso por entrar en una habitación con aire acondicionado.

Signos y síntomas

Tal como comentábamos, los desencadenantes son situaciones de frío o de estrés, apareciendo los síntomas de forma episódica, como brotes o ataques que duran de 10 a 15 minutos, o más. Siendo siempre reversibles. Los síntomas más habituales son: cambio de coloración de la piel en una secuencia de tres fases, blanca-azul-roja. Primero se vuelve blanca porque llega poca sangre, en segundo lugar, se pone azul al quedarse estancada la sangre y en tercer lugar se pone roja cuando vuelve a calentarse y a recircular el flujo sanguíneo, entonces puede aparecer hinchazón, entumecimiento, sensación de hormigueo o pequeños pinchazos. Es habitual que haya dolor cuando los dedos están fríos.

Generalmente afecta los dedos de las manos y los pies. Sin embargo, también puede afectar otras áreas del cuerpo, como la nariz, los labios y las orejas. En personas con la enfermedad de Raynaud, la exposición al frío prolongada poder ser un factor de riesgo para la aparición de sabañones.

Cuando la crisis ocurre sin causa aparente se le denomina «fenómeno de Raynaud primario» o enfermedad de Raynaud (es el más habitual, representa más del 80% de los casos) y cuando se asocia a otra enfermedad, se le llama «fenómeno de Raynaud secundario»(al que no nos referiremos en este artículo).

¿A quién afecta el síndrome de Raynaud?

Es más frecuente de lo que puedes pensar, afecta al 3-4% de la población general. Aparece con mayor frecuencia en las mujeres, en la 2ª y 3ª década de la vida, siendo una enfermedad más de jóvenes que de ancianos. Al parecer, es más frecuente en personas que viven en climas fríos. También parece aumentar el riesgo de enfermedad tener un padre o una madre, hermanos o hijos con la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Raynaud?

Lo primero que hace el médico es interrogar sobre los síntomas y hacer un reconocimiento médico general. Suelen realizar una prueba complementaria indolora llamada capilaroscopia periungueal (alrededor de la uña) con un microscopio que permite realizar un estudio detallado de la microcirculación superficial de los dedos. Esta prueba puede repetirse para controlar la evolución.

¿Cómo prevenir y/o reducir los ataques?

  • Si sabes que la temperatura baja es la causa de las crisis, ten cuidado cuando estés en tu casa, evita poner las manos en agua fría, sacar algo del congelador (sin manoplas) o salir al aire frío. Usa calcetines, algunas personas se ponen guantes y calcetines antes de irse a dormir durante el invierno.
  • Abrígate cuando estés a la intemperie: cuando haga frío, usa gorro, bufanda, medias gruesas, botas, y guantes. Vístete con varias capas, la ropa interior térmica puede ser muy útil. Utiliza orejeras si las necesitas.
  • Cuando hace frío, enciende la calefacción del coche durante unos minutos antes de conducir.
  • Evita cambios bruscos de temperatura: intenta no pasar rápidamente de un ambiente caluroso a uno con aire acondicionado.
  • Protégete la piel, para mantenerla bien hidratada evitando que aparezcan rozaduras y/o grietas que tardan más tiempo en curarse. Utiliza cremas hidratantes, jabones suaves y cremas específicas preventivas que ayudan a aliviar los síntomas.
  • Evita fumar: fumar estrecha los vasos sanguíneos.
  • Haz ejercicio: el ejercicio aumenta el flujo de sangre y ofrece muchos otros beneficios de salud.
  • Resulta útil también realizar baños alternos de manos y pies: agua caliente tres minutos y después fría unos pocos segundos.
  • Controla el estrés: el estrés puede desencadenar síntomas de la enfermedad de Raynaud. Busca maneras de reducir el estrés emocional, por medio de ejercicios aeróbicos y relajantes, o cualquiera de las técnicas que te sea útil para disminuir dicho estrés.
Síndrome de Raynaud
123rfLimited©srum. Ginko Biloba suplemento que ayuda en el tratamiento

¿Qué hacer durante un ataque?

En un ataque agudo no te pongas nervioso y piensa que los ataques son reversibles. Procura calentar progresivamente las manos y los pies. Si utilizas agua para mejorar la circulación deberá estar solamente templada; el agua muy caliente puede erosionar la piel. Haz lo siguiente para calentar ligeramente los dedos de las manos y de los pies: ves a un lugar más cálido, mueve los dedos, masajea las manos y los pies o coloca las manos debajo de las axilas. Mueve los brazos en círculos amplios, para estimular la circulación. Si el estrés desencadena un ataque, aléjate de la situación estresante y relájate. Practica una técnica para aliviar el estrés que sea adecuada para ti.

Tratamiento del síndrome de Raynaud

No existe un tratamiento curativo para el fenómeno de Raynaud, pero sí existen consejos y ayudas para evitar o reducir los ataques, además de protegerse del frío y gestionar el estrés, contamos también con cremas y fármacos que ayudan a «dilatar» los vasos sanguíneos y a reducir la sintomatología.

Medicamentos

No existen medicamentos específicos para el fenómeno de Raynaud primario. Pero sí contamos con algunos que pueden ser de ayuda para «dilatar» los vasos sanguíneos y reducir la sintomatología, como los bloqueadores de los canales de calcio (nifedipino, amlodipino, etc.), que relajan y dilatan los pequeños vasos sanguíneos en las manos y los pies, o los vasodilatadores (losartán, sildenafilo, etc.), que también relajan los vasos sanguíneos.

Otras ayudas

Determinadas prácticas y suplementos podrían servir de ayuda para controlar la enfermedad de Raynaud.

  • Suplementos: los más utilizados son omega3, niacina, e inositol y ginkgo biloba, entre otros.
  • Acupuntura: esta práctica parece mejorar el flujo sanguíneo.
  • Biorretroalimentación: usar la mente para controlar la temperatura corporal podría ayudar con la enfermedad de Raynaud. La biorretroalimentación comprende visualización dirigida para elevar la temperatura de las manos y de los pies, respiración profunda y otros ejercicios para relajarse.

Si tomas medicación para algún problema de salud, antes de tomar ningún suplemento consulta con un profesional de la salud, para evitar una posible interacción entre los medicamentos y los suplementos.

¿Cuándo consultar al médico?

Consulta al médico si tienes antecedentes de enfermedad de Raynaud grave o si tienes una llaga o infección en uno de los dedos afectados de la mano o del pie.

Consulta a tu farmacéutico/a está muy cerca de ti. *La información contenida en esta página tiene carácter divulgativo y no pretende sustituir el consejo médico. Ante cualquier duda, consulte con un profesional de la salud.

Autora: Dra. Marta Castells, Farmacéutica

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Marzo 2024