Mantener las defensas activas y fuertes es esencial para prevenir y combatir las enfermedades y afecciones propias del invierno, como gripes y resfriados, de manera eficaz. La alimentación y el estilo de vida, así como apoyarse en soluciones naturales, no son solo estrategias preventivas, sino también herramientas efectivas para potenciar nuestras defensas de manera natural y afrontar el invierno con resistencia y vitalidad.

equinácea

Equinácea

La equinácea es una de las plantas más efectivas para la estimulación del sistema de defensas del organismo. Posee propiedades antivíricas y antibacterianas, eficaces en la formación de glóbulos blancos y defensas encargados de neutralizar los virus y otros agentes patógenos. Debido a su acción preventiva, se ha utilizado tradicionalmente para proteger el organismo frente a las infecciones, al tiempo que las reduce y facilita su resolución.

Ginseng

Conocido como «raíz de larga vida», contiene polisacáridos y vitaminas que contribuyen a estimular el sistema inmunitario. Es popular en la medicina tradicional asiática.

Propóleo

Utilizado desde la antigüedad, el propóleo es un complemento ideal para proteger las vías respiratorias, ya sea durante el cambio estacional o a lo largo del año. Esta substancia se obtiene de las abejas y su composición destaca por su riqueza en diferentes bioflavonoides y fenoles, que le confieren propiedades antisépticas, antibióticas y antioxidantes. Ayuda a fortalecer las defensas y tiene una acción específica sobre las vías respiratorias actuando como antivírico natural. Tiene también propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, antialérgicas y analgésicas probadas.

Vitamina C

La vitamina C interviene en la formación de anticuerpos, herramientas valiosas en la prevención de enfermedades invernales. Con su poder antioxidante, ayuda a combatir la acción de los radicales libres y contribuye al correcto funcionamiento de los glóbulos blancos. Se trata de una vitamina hidrosoluble que el cuerpo no permite almacenar, por lo que se debe reponer a diario, ya sea mediante la alimentación o la suplementación. Entre las fuentes de vitamina C se incluyen los cítricos (naranjas, limones, kiwis) fresas, pimientos, brócoli y espinaca, entre otros alimentos.

Minerales

Zinc, hierro, selenio, manganeso… Los minerales también son aliados para el sistema inmunológico. Estos componentes esenciales contribuyen al mantenimiento de la salud celular, al funcionamiento adecuado de nuestra respuesta inmunitaria y a la producción de anticuerpos. Entre los minerales destacados también encontramos el cobre, conocido por su eficacia ante los primeros síntomas de resfriado o infección.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Febrero 2024