La RAE nos dice que la empatía es «la identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo del otro»; en una segunda acepción, la define como la «capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos».

empatía
123rfLimited©peopleimages12

En la práctica, podemos decir que somos empáticos cuando terceras personas se alegran al vernos y buscan nuestra ayuda o compañía cuando sienten que lo necesitan. Sin embargo, ello no significa que tengamos que decir a todo sí.

Con esta capacidad se nace, pero también se hace; incluso podríamos decir que es contagiosa. Las claves para desarrollar la empatía son tener buena predisposición, ser positivos, saber escuchar, tener claridad en nuestros mensajes y procurar que siempre nos acompañe una sonrisa. No debemos confundirla con la simpatía, podemos ser simpáticos, pero poco empáticos.

La empatía facilita la sintonía emocional, nos ayuda a ser más objetivos y respetuosos, mejora la autoestima, estimula nuestro aprendizaje, transmite seguridad, consolida las relaciones personales y las mantiene en el tiempo. En el trabajo, aumenta la fortaleza de los vínculos, mejora la capacidad de liderazgo y transmite generosidad. En todo caso nos permite tener otra visión de las situaciones y el entorno.

Para un buen estado de bienestar debemos procurar una buena salud física y mental. Pero también sabemos que la calidad de las relaciones sociales es importante. Para ello, es indudable que desarrollar la empatía nos ayudará. ¡Queridos lectores, nos alegramos de que nos leáis mes a mes!

Autor: Pedro Porta. Director y Empresario, Sector Complementos Alimenticios

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Diciembre 2023