El microbioma, que no debe confundirse con la microbiota, incluye a los microorganismos, sus genes y metabolitos, a todo el conjunto de las comunidades microbianas, los ecosistemas microbianos, así como las condiciones ambientales que les envuelven.

Microbioma humano: microbios para una óptima salud
123rf Limited©drmicrobe. Bacterias Bifidobacterium

Microbiota y microbioma del cuerpo humano

Los seres humanos, al igual que el resto de los animales, somos portadores de una variada y diversa biota de microorganismos esenciales y necesarios para el buen desarrollo y funcionamiento metabólico. Son tan vitales para la vida que sin ellos no es posible tener una óptima salud, no es posible sobrevivir.

A todo el conjunto de microorganismos que residen en nuestro cuerpo, bacterias, arqueas, virus, hongos y protistas, se les conoce como microbiota. La diversidad de los microorganismos del cuerpo es enorme, estimándose en más de 10.000 especies bacterianas diferentes las que habitan el organismo. Su distribución no es igual por todo el cuerpo, estando la gran mayoría de ellas muy localizadas en órganos específicos. Y en su gran mayoría son amigables, ya que del total de los microorganismos del organismo menos del 1% pueden ser potencialmente patógenos.

La diversidad de los microorganismos del cuerpo es enorme, estimándose en más de 10.000 especies bacterianas diferentes las que habitan el organismo

A menudo se confunde el término microbioma con el termino microbiota. El microbioma está constituido por el conjunto del microbiota del tracto respiratorio y cavidad oral, de la piel, intestinal, urinaria y vaginal, de la placenta y leche materna. El microbioma, por tanto, es mucho más amplio que la microbiota, ya que incluye a los microorganismos, sus genes y metabolitos, a todo el conjunto de las comunidades microbianas, los ecosistemas microbianos, así como las condiciones ambientales que les envuelven. El comportamiento de las comunidades microbianas con las células humanas es mutualista, con una colaboración tan beneficiosa que los hace imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo.

¿Por qué es tan importante el microbioma?

La importancia del microbioma radica más en su funcionalidad que en su diversidad. Entre sus funciones esenciales está la transformación de los componentes no digeribles de los alimentos en metabolitos absorbibles por el organismo, la síntesis de vitaminas, las funciones de excreta de compuestos tóxicos, el fortalecimiento de la barrera intestinal y la regulación del sistema inmune.

Las particularidades de microbioma en cada individuo varían en función de su base genética, de la dieta que sigue, de la geografía y de las interacciones con el medio ambiente al que está expuesto. El microbioma va evolucionando a lo largo de la vida. Sufre modificaciones vinculadas tanto a factores intrínsecos propios del individuo, como su genoma, como a factores externos que lo modifican y determinan, como el consumo de fármacos, los factores ambientales o el intercambio con otros microbiomas.

Las particularidades de microbioma en cada individuo varían en función de su base genética, de la dieta que sigue, de la geografía y de las interacciones con el medio ambiente

Microbioma intestinal

Por su diversidad y complejidad, el microbioma intestinal es el más estudiado. Es indiscutible el papel que juega el microbioma intestinal a nivel nutricional, siendo responsable de la degradación de las sales biliares, proteínas y polisacáridos, de la producción de vitaminas, cofactores y ácidos grasos, y participa en la degradación de toxinas. Existen evidencias que relacionan al microbioma con diversas patologías. El microbioma intestinal está vinculado con la inmunidad del organismo. Evita la colonización del aparato digestivo por microorganismos patógenos, mantiene las barreras intestinales, refuerza las uniones entre las células epiteliales y contribuye a la producción de mucina.

Existen evidencias de la relación del microbioma intestinal con el desarrollo a nivel local de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), la diarrea por Clostridium difficile y el cáncer colorrectal, y a nivel sistémico, con enfermedades metabólicas, la respuesta inmune exagerada ante estímulos bacterianos, alergias y asma, así como enfermedades del sistema nervioso central, la diabetes tipo 2, el autismo y la ansiedad, y con la alteración del estado de ánimo, del sueño y con la obesidad.

El microbioma puede influir a nivel del sistema inmune, el cerebro y el genoma, y actuando a estos tres niveles, puede influir en cómo somos. Cada vez es más evidente el papel crucial que desarrolla sobre la salud de la persona. La forma de vida, la actividad física, el tipo de alimentación o la exposición temprana a antibióticos actúan como factores de riesgo que parecen estar implicados en los cambios que sufre la microbiota. Un microbioma saludable es indispensable para lograr un estado de salud óptimo.

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Noviembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here