Multitud de ingredientes componen los productos cosméticos, pero no todos llevan a cabo la misma función, ni son igualmente eficaces. La clave del éxito de la cosmética natural es su composición a base de principios activos, es decir, ingredientes de origen natural que ofrecen soluciones específicas y beneficiosas para la piel y el cabello.

Principios activos, el valor añadido de la cosmética natural
123rf Limited©fortyforks. Aceite esencia de romero, con propiedades cicratizantes y antinflmatorio

La importancia del los principios activos

Es gracias a los principios activos que los cosméticos cumplen con su función, respondiendo a las necesidades que los consumidores buscan en estos: hidratación, exfoliación, tonificación, acción antioxidante… A continuación, repasamos las propiedades de algunos de los más apreciados en cosmética natural.

Aceite de Argán

Conocido como el oro líquido, la principal función del aceite de argán es nutrir la piel. Contiene vitamina E, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que mantienen la elasticidad natural de la piel, a la vez que la suavizan y combaten la proliferación de radicales libres. Se encarga de dar vitalidad a las células madre, favoreciendo el rejuvenecimiento de la piel y la cicatrización. Así mismo, es adecuado para calmar eritemas.

Aloe vera

Es considerado uno de los principios activos más potentes dentro del mundo vegetal. Actúa como un regenerador celular, hidratante, calmante y antiséptico, gracias a componentes como antraquinonas (aloína, barbaloína, isobarbaloína, antranol), sacáridos, aminoácidos, vitaminas B, E y C, ácido cólico, betacarotenos, minerales y mucílagos que, además de tener propiedades hidratantes y emolientes, son ideales para combatir la aparición de arrugas y estrías, y mantener la piel elástica y suave.

El Aloe vera es considerado uno de los principios activos más potentes dentro del mundo vegetal

Árbol del Té

Se obtiene del árbol de origen australiano de nombre Melaleuca alternifolia, por destilación de las hojas y ramitas terminales. Es considerado como un conservador natural de efecto germicida y antiséptico y tiene propiedades expectorantes. Están ampliamente reconocidos sus efectos fungicidas y es útil en desórdenes infecciosos de la piel. Desinfectante, regenerador y cicatrizante, es especialmente benéfico en casos de acné y pieles congestionadas.

Avena

Además de ser un cereal con múltiples propiedades nutritivas, la avena sativa posee propiedades dermatológicas muy bien valoradas. Es un ingrediente emoliente, rico en minerales (magnesio, zinc, fósforo, calcio) y vitaminas del grupo B, E y D, que mejoran el estado celular de la epidermis, facilitando su regeneración y recuperación. Por ello, se emplea en casos de piel atópica, psoriasis, dermatitis, acné o quemaduras. También tiene cualidades antisépticas, purificantes y humectantes, actuando como protectora contra los radicales libres.

Además de ser un cereal con múltiples propiedades nutritivas, la avena sativa posee propiedades dermatológicas muy bien valoradas

Cafeína

Procedente del café, el té y el cacao, la cafeína es una de las sustancias que mejor penetra a través de la piel. Hidrata, favorece la correcta circulación sanguínea y es un potente antioxidante natural. Por eso se emplea en cremas y productos enfocados al tratamiento y eliminación de la celulitis. Es reconocida por sus propiedades anti edad y su capacidad de reducir el enrojecimiento de la piel.

Caléndula

La caléndula es una gran aliada de las pieles sensibles y atópicas, con eczemas, quemaduras, irritaciones e inflamaciones. Sus pétalos son ricos en aceites esenciales, vitamina E y componentes terpénicos, saponinas y mucílagos, un conjunto de nutrientes que ayudan a proteger y calmar la piel. Por ello, es indicada para tratar y prevenir diversos problemas cutáneos como dermatitis, picores, escozor, llagas, úlceras, inflamaciones o heridas.

Romero

Muy apreciado por sus propiedades cicatrizantes, venotónicas y antiinflamatorias, y un buen aliado para luchar contra el acné, refrescar la piel y tratar los signos del envejecimiento. Conocido como el ‘ginseng natural del mediterráneo’, el aceite esencial de romero se puede encontrar en productos capilares como estimulante del crecimiento del cabello, y en ungüentos de masajes para aliviar los dolores musculares y articulares y reforzar la energía vital y mental.

Rosa Mosqueta

Con un alto nivel de ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, vitaminas y antioxidantes naturales como el retinol, la rosa mosqueta se presenta como un aceite ideal para cuidar de la piel. Entre sus principales funciones está la de prevenir las arrugas y tratar las cicatrices y estrías, ya que promueve la síntesis del colágeno. También ayuda a atenuar las manchas, mientras estimula la circulación sanguínea y la regeneración celular. Nutre y repara en profundidad todas las pieles, incluso las más sensibles, como la de los bebés.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Noviembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here