¿Contamos con el propio organismo para la curación o luchamos contra él? La medicina Ortomolecular se basa precisamente en un criterio de ayuda al organismo a nivel físico, bioquímico, emocional, mental o energético.

123rf Limited©sharafmaksumov

¿En qué consiste la La medicina Ortomolecular?

En el ámbito de la medicina encontramos básicamente dos enfoques principales:

  1. El que busca luchar contra los síntomas o las enfermedades, y
  2. El que busca potenciar los mecanismos de autocuración o autorregulación del propio organismo.

El primero utiliza por lo general medicamentos o substancias con efecto “anti”: antiinflamatorios, antibióticos, antihistamínicos, antidepresivos etc. Suele ser el dominio de los fármacos químicos utilizado por la medicina convencional, pero también el de substancias naturales que comparten la misma estrategia.

No se cuenta en este enfoque con la capacidad del propio organismo para recuperar la salud. ¿Resultado? Cuando es un padecimiento recurrente o con tendencia a la cronicidad, la vuelta de síntomas en cuanto se suspende el tratamiento.

Ayudar al organismo

El otro enfoque se basa precisamente en un criterio de ayuda al organismo. Esto puede hacerse a distintos niveles. Bien a nivel físico, bioquímico, emocional, mental o energético.

Este es el ámbito de medicinas no convencionales tales como la Homeopatía, La Medicina China, la Ayurvédica y un conjunto de terapias que, cada una en su nivel de acción, buscan dotar al organismo de más recursos para superar la enfermedad y restaurar un funcionamiento adecuado.

Dentro de este enfoque, se encuentra precisamente la Medicina Ortomolecular. Basándose en el substrato bioquímico-molecular, busca dotar al organismo de los nutrientes y elementos necesarios para el correcto desempeño de las funciones orgánicas.

Fue Linus Pauling, quien recibió 2 veces el Premio Nobel, (Química y Paz), el que acuñó el término «ortomolecular» en 1968, para esbozar una nueva visión médica que busca restituir la salud apoyando los recursos propios del organismo y la sabiduría implícita de los ecosistemas bioquímicos naturales.

Para la MO, el médico debe integrar el conocimiento operativo de la bioquímica y la nutrición con la realidad clínica del paciente

“Orto” significa recto, ordenado. En otras palabras, apoyar y facilitar la recuperación del orden molecular fundamental de los organismos, en lugar de intervenir con fármacos que artificiosamente modifican un determinado factor de la trama bioquímica o imponen un determinado funcionamiento, ignorando todo orden o status interno.

La importancia de la alimentación y de los nutrientes

Para la MO, el médico debe integrar el conocimiento operativo de la bioquímica y la nutrición con la realidad clínica del paciente. Se da especial importancia a la alimentación y al uso de nutrientes, no solo de forma preventiva, sino como medicamentos, porque considera muchas enfermedades como trastornos debidos a deficiencias nutricionales que la medicina oficial ignora.

En MO se considera que las enfermedades son causadas por desequilibrios moleculares que son corregibles mediante la administración de las moléculas nutritivas adecuadas en las cantidades y el momento correcto. El acúmulo de aberraciones bioquímicas debido a la mala alimentación, los contaminantes alimentarios, metales pesados, el empobrecimiento de los suelos de cultivo etc.  dan lugar a los síntomas e indicios, de los cuales se sigue la percepción de un estado de enfermedad. Algunas enfermedades clínicamente evidentes se pueden describir como conjuntos difusos de anomalías bioquímicas.

Es como si tuviéramos un campo mal abonado, en el que las plantas crecieran débiles, pequeñas y con pulgones u hongos. El tratamiento convencional a base de pesticidas para matar las plagas, no solo no corregirá el “terreno” enfermo, sino que incluso provocará una contaminación que agravará todavía más el problema.

Entramos así en la noción de la “Medicina de terreno”. Es decir, aquella que se dirige a corregir o mejorar el substrato fisiopatológico que hace que se produzcan determinadas enfermedades o deterioro orgánico. En el caso de la MO, se utilizan especialmente vitaminas, aminoácidos, enzimas, oligoelementos, ácidos grasos y cofactores enzimáticos adaptados de forma individualizada a cada paciente en función de su estado y la patología que padezca.

La Vitamina C y su uso terapéutico en tiempos de la Covid 19

Para terminar, quisiera resaltar que la popularidad de esta vitamina se debe precisamente a Linus Pauling, quien fue el principal promotor de su uso en dosis muy superiores a las consideradas adecuadas por la “ortodoxia” nutricional.

Se utilizan especialmente vitaminas, aminoácidos, enzimas, oligoelementos, ácidos grasos y cofactores enzimáticos adaptados de forma individualizada

En la actual pandemia del virus SARS- Cov2, se ha demostrado especialmente útil en infusión endovenosa, tanto para las lesiones pulmonares producidas por el coronavirus como para mejorar el curso evolutivo de la enfermedad, gracias a su gran poder antioxidante.

Autor: Dr. Juan José Dallarés Angulo, Medicina Integrativa-Homeopatía, Col. Nº 14.666 Barcelona

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Septiembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here