Según informes recientes, el crecimiento futuro del sector europeo de la cosmética natural y ecológica se producirá principalmente en farmacia y parafarmacia. De hecho, el canal de distribución de farmacia en España experimentó un notable crecimiento del 6,3% en 2022; confirmando la creciente importancia de estos centros de confianza para la salud y el bienestar. Mientras, las farmacias se han convertido en los principales puntos de venta del mercado de Oriente Medio, destacando su papel fundamental en el panorama mundial de la cosmética natural.

cosmética natural guía
123rfLimited©serhiibobyk. Elegir cosmética natural

En los últimos años, el aumento de la demanda de cosmética natural se ha correlacionado con los consumidores que priorizan cada vez más los productos que se alinean con sus objetivos de salud, bienestar y éticos. Las farmacias, como fuentes fiables de información sanitaria, están bien posicionadas para atender a esta tendencia creciente. En esta guía completa, NATRUE explora el ámbito de la cosmética natural, proporcionando información y consejos a los farmacéuticos sobre cómo orientar y ayudar a sus clientes a tomar decisiones informadas.

1. Entender la cosmética natural

La cosmética natural atrae a los consumidores que buscan alternativas para sus rutinas de cuidado de la piel, del cuerpo y del cabello centradas en un equilibrio armonioso entre belleza y naturaleza. Estos productos suelen incluir aceites esenciales, extractos de hierbas y compuestos de origen vegetal; sin embargo, la carencia de una definición oficial para las afirmaciones de producto «natural» y «ecológico» supone un reto para los consumidores, ya que hace que cada vez sea más difícil reconocer cuando un cosmético puede satisfacer realmente sus expectativas de «naturalidad».

Esta confusión puede surgir si los productos predominantemente convencionales o inspirados en la naturaleza utilizan tácticas de marketing que incluyen declaraciones centradas en ingredientes naturales específicos (por ejemplo, elaborado con aceite de oliva puro); o utilizar imágenes, gráficos y otras formas de publicidad que puedan llamar la atención sobre un número limitado de ingredientes naturales más que sobre el producto en su conjunto. Si bien es cierto que estos ingredientes pueden estar presentes en el producto cosmético, es posible que no reflejen todo el producto. Los estándares voluntarios que establecen de forma independiente criterios de etiqueta verificados por una certificación de terceros, como el propio de NATRUE, establecen requisitos estrictos para los ingredientes y la formulación de cosméticos naturales y ecológicos, y pueden ayudar a los consumidores a navegar a través de declaraciones engañosas y garantizar la autenticidad del producto.

2. Educar a los consumidores

La distinción entre cosméticos naturales genuinos y greenwashing requiere una comprensión más profunda de la información del producto. Dado que los farmacéuticos tienen un papel clave a la hora de asesorar y educar a los clientes sobre la cosmética natural, es crucial que puedan proporcionar información detallada sobre las etiquetas de los productos, certificaciones y estándares de la industria que puedan permitir a los consumidores tomar decisiones informadas que se alinean con sus valores y preocupaciones éticas. Por ejemplo, la etiqueta NATRUE establece unos elevados niveles de referencia que garantizan a los consumidores los máximos niveles de contenido natural y ecológico en cosméticos certificados. Mediante sus rigurosos criterios, que incluyen requisitos no sólo vinculados a la formulación de los productos sino también a la protección del medio ambiente, la sostenibilidad y el embalaje, la etiqueta NATRUE contribuye activamente a combatir el greenwashing y proporcionar a los consumidores un indicador fiable autenticidad del producto. Con el logotipo de NATRUE en el envase, los consumidores pueden estar seguros de que su producto cumple sus expectativas de «natural» y «ecológico».

cosmética natural guía
123rfLimited©jackf

3. Mantenerse informado sobre las Normas Reguladoras

Como todos los cosméticos, los cosméticos naturales están sujetos a requisitos reglamentarios obligatorios por ley, siendo imprescindible que los farmacéuticos estén bien informados sobre estas directrices. En la UE, el Reglamento (CE) nº 1223/2009 es el principal marco normativo de los productos cosméticos terminados. Esta normativa va acompañada del Reglamento (CE) nº 655/2013, que establece criterios comunes para la justificación de las declaraciones de productos cosméticos. Además de estos requisitos sectoriales, se aplica la legislación de la UE adicional, tales como la Directiva de envases y residuos.

La familiaridad con las certificaciones también puede ayudar a los farmacéuticos a orientar a los clientes hacia productos que cumplan criterios estrictos de calidad y sostenibilidad. De hecho, informes recientes indican que el 45% de los profesionales indicaron que su empresa tiene previsto invertir en certificaciones para evitar el greenwashing en los próximos cinco años.

4. Cuidando una selección de productos bien pensada

El cuidado de una selección atenta de cosméticos naturales implica una comprensión matizada de las preferencias de los consumidores y mantenerse por delante de las tendencias de la industria. Los farmacéuticos deberían buscar activamente marcas que prioricen la transparencia con la capacidad de demostrar las características verificables de los productos naturales como la selección de ingredientes, el contenido y la sostenibilidad. Al colaborar con estas marcas, las farmacias pueden ofrecer a sus clientes una amplia gama de categorías de productos que sirven a diversos tipos de piel, preocupaciones y consideraciones éticas. La Planet Positive Beauty Guide de la Sustainable Beauty Coalition, es una herramienta que ayuda a los consumidores a tomar decisiones de belleza más ecológicas.

5. Asesoramiento sobre afecciones de la piel

Los farmacéuticos están bien preparados para asesorar a los clientes que tratan con condiciones específicas de la piel. Las formulaciones de cosmética natural y ecológica certificadas incluyen activos de diversas plantas con propiedades funcionales, ya sea para acondicionar la piel para mantener su buen estado (por ejemplo, extractos de caléndula o de aloe vera y aceite de aguacate), aromas relajantes (por ejemplo, aceite de madera de cedro), como emoliente que actúa como lubricante en la superficie de la piel aportando a la piel un aspecto suave y liso (por ejemplo, aceites de argán), o derivados funcionales para la limpieza (por ejemplo, sulfato de coco sódico).

Un reciente estudio de 23.000 compradores de belleza reveló que casi la mitad (48%) busca más información y claridad sobre los valores y compromisos de las marcas con el medio ambiente. Los ingredientes, la reciclabilidad de los envases y el bienestar animal estaban entre los temas más buscados. Tomar decisiones de belleza éticas puede resultar difícil. De hecho, al 61% de nosotros nos cuesta saber si los productos para el cuidado del cabello y de la piel son éticos desde los envases.

A medida que la demanda de cosmética natural sigue creciendo, los farmacéuticos tienen una oportunidad única de posicionarse como asesores de confianza en el ámbito del cuidado de la piel y la belleza. Al mantenerse informados, seleccionar una diversa selección de productos y ofrecer asesoramiento personalizado, los farmacéuticos pueden contribuir al bienestar de sus clientes a la vez que fomentan una experiencia de compra positiva e informada en el paisaje en evolución de la cosmética natural.

Autores: Mark Smith, Director de NATRUE; y Paula Gómez de Tejada,  Directora de Comunicación de NATRUE

Publicado en el Especial Profesional INFARMA 2024 de El Botiquín Natural.

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
Especial Profesional INFARMA 2024 de El Botiquín Natural