¿Agua del grifo o envasada? Esta es la cuestión. Cada vez somos más conscientes de los impactos que recibe nuestro organismo a diario. Nos planteamos qué tipo de alimentación es más saludable y qué hábitos perjudican en mayor medida nuestra salud. Pero, ¿qué pasa con el agua que bebemos?, ¿Conoces el agua alcalina?.

El consumo de agua alcalina podría ofrecer una mejor defensa frente al cáncer
123rf Limited©sergofoto. Fuente de agua subterránea limpia ionizada y ozonizada

Forma parte de nuestra vida cotidiana y juega un papel fundamental en nuestro organismo, pero no siempre prestamos atención a sus propiedades o su calidad. Su composición, que es muy variable y depende de muchos factores (la temporada del año, la cantidad de lluvias recogidas, el estado del suelo y los tratamientos a los que se somete, entre otros) puede ser determinante para considerar si un tipo de agua es saludable o no.

Beneficios del consumo del agua alcalina

Así lo afirma un estudio reciente llevado a cabo por el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols de la Universidad Autónoma de Madrid (CSIC-UAM), en el que estudiaron los beneficios potenciales del consumo del agua alcalina (más pura que el agua del grifo y con un pH superior al agua embotellada) en relación con el desarrollo de tumores, y observaron que el agua filtrada ofrecía mejor defensa frente la metástasis, reduciendo el avance de la enfermedad.

La relación entre el agua alcalina y el cáncer

“Lo que hemos visto en nuestro estudio, es que comparando el consumo de agua alcalina ionizada Alkanatur con el de agua del grifo, el consumo de agua alcalina ionizada ha favorecido el mantenimiento de una buena estructura vascular y un estado inflamatorio mejorado, y eso ha tenido un impacto favorable en el desarrollo de procesos tumorales”, explica la Dra. María Monsalve, Científico Titular del CSIC.

Para ello, llevaron a cabo una investigación con ratones: dieron de beber a la mitad agua alcalina, y a la otra mitad, agua de grifo de la ciudad de Madrid. Mientras que los tumores desarrollados en ratones tratados con agua filtrada estaban bien encapsulados, los de los ratones tratados con agua de grifo eran altamente irregulares y hemorrágicos. Esto evidenciaba que el organismo se había defendido mejor cuando tomaba agua ionizada: había contenido mejor el tumor primario y estaba en condiciones de prevenir mejor que las células tumorales salieran al torrente sanguíneo iniciando una metástasis.

El agua filtrada ofrecía mejor defensa frente la metástasis

El largo viaje del agua del grifo

“El agua lleva distintos componentes disueltos, que deben estar en la proporción adecuada para ser sanos, y puede arrastrar una amplia gama de contaminantes tóxicos derivados de la actividad humana”, explica la Dra. Monsalve. En este sentido, el agua del grifo recorre muchos kilómetros a través de cañerías que están oxidadas o contienen residuos diversos que alteran el olor o el sabor. El agua embotellada, no obstante, está expuesta directamente a plásticos que, paulatinamente, se van degradando, liberando toxinas que perjudican nuestra salud. Para reducir la exposición a estas sustancias y, además, reducir la cantidad de residuos que generamos a diario, muchas iniciativas apuestan por instalar filtros en los hogares particulares, con el objetivo de eliminar el máximo de impurezas del agua del grifo (como cal, óxido, cloro), neutralizando su olor y su sabor.

El estudio respalda el papel clave que el agua tiene sobre nuestro organismo

La hidratación y los sistemas inmunológicos y vasculares

Los resultados del estudio también sugieren que el principal mediador de los efectos beneficiosos de este sistema de filtrado podrían ser las células vasculares y el sistema inmunitario. “Es ya bastante conocido el papel que juega el sistema inmune, que intenta acabar con el tumor, quizá menos lo es el de la vasculatura, que cuando es defectuosa favorece el que las células tumorales escapen y formen metástasis, es decir que se dispersen por el cuerpo”, explica la Dra. Monsalve. “Todavía no hemos estudiado los mecanismos en detalle, pero creemos que se debe a que los vasos, al ser de mejor calidad, son menos permeables y permiten menos el que se escapen las células tumorales”, afirma la científica.

Un consumo más consciente

El estudio respalda los posibles efectos beneficiosos del uso de un sistema de filtrado de agua, pero también el papel clave que el agua tiene sobre nuestro organismo. “El agua que consumimos nos afecta tanto por la cantidad como por la calidad, como cualquier alimento. Es, sin lugar a dudas, nuestro alimento más importante, y deberíamos tratarle como tal”, concluye la Dra. Monsalve. De igual manera que el consumo alimentario es cada vez más consciente, tal vez sería conveniente empezar a valorar la importancia del agua que bebemos.

Autora: Ariadna Coma, Periodista

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Diciembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí