Podemos elaborar cosmética natural para los más pequeños y pequeñas de la casa. Te dejamos algunas ideas que te pueden ser muy útiles.

Recetas de cosmética natural para bebés
123rf Limited©tomsickova

Cosmética natural en la infancia

Aguas de colonia, aceites o pomadas son cosméticos naturales de sencilla elaboración en casa ideales para los bebés, gracias a los olores y texturas suaves. Algunas opciones son:

Agua de colonia feliz bienvenida

Dar la bienvenida a este mundo con olor a rosas es uno de los mejores regalos que podemos hacerle a ese bebé que acaba de llegar, donde todo es nuevo y desconocido.

Para ello, podemos poner un par de gotas de aceite esencial de rosa damascena en un difusor o simplemente ponernos las gotas en las muñecas, frotar y deslizarlas por el bebé sin tocarle, solo para que disfrute de su aroma.

La opción más elaborada consiste en preparar una colonia con la que pulverizar su ropa personal y de cama. Es una receta de cosmética natural de lo más sencilla y efectiva.

Ingredientes

  • 48 gramos de alcohol 96º
  • 2 gramos de aceite esencial de rosa damascena
  • 50 gramos de agua destilada

Pesamos el alcohol en un recipiente, añadimos el aceite esencial y removemos. Agregamos el agua destilada y envasamos en una botella de espray. Caducidad: 1 año.

Podemos poner un par de gotas de aceite esencial de rosa damascena en un difusor

Aceite de caléndula

Tanto para nutrir la delicada piel del bebé, como para darle un pequeño masaje, podemos utilizar simplemente aceite de caléndula. El contacto físico les ayuda a sentirse protegidos y les envuelve en una atmósfera de cariño y amor.

Podemos comprar el aceite de caléndula ya hecho, o bien podemos tenerlo preparado para su llegada. Solo necesitamos aceite de almendras y flores de caléndula secas, que podemos comprar en un herbolario. Otra opción es cosechar las flores frescas y secarlas nosotros mismos en un lugar aireado y a la sombra durante algo más de 15 días, hasta que tengan un tacto crujiente.

Ingredientes

  • Flores secas de caléndula
  • Aceite de almendras

Ponemos las flores secas en un bote limpio, desinfectado con alcohol y secado al aire. Cubrimos las flores con el aceite de almendras hasta que queden todas sumergidas. Cerramos bien el bote y lo guardamos en un lugar fresco y a la sombra durante 40 días. Removemos, si es posible, a diario. Transcurrido el tiempo, colamos el aceite y envasamos en una botella limpia. Caducidad: 6 meses.

Tanto para nutrir la delicada piel del bebé, como para darle un pequeño masaje, podemos utilizar simplemente aceite de caléndula

Pomada para el pañal

Esta pomada nos ayudará a, por un lado, mantener la piel seca al actuar de barrera impermeable y por otro, reparar la piel que haya sido dañada gracias a nutrirla de forma intensa.

Ingredientes

  • 15 gramos de óxido de zinc
  • 60 gramos de aceite de caléndula
  • 15 gramos de manteca de karité
  • 9 gramos de cera de abejas
  • 1 gramo de vitamina E

Ponemos el óxido de zinc en un recipiente resistente al calor y lo machacamos, con cuidado, con un palo de mortero. A la hora de manipular el polvo debemos llevar una mascarilla para evitar su inhalación.

Después mezclamos con el aceite de caléndula y volvemos a remover con ayuda del mortero, procurando que quede un líquido lo más homogéneo posible. Añadimos la manteca de karité y la cera de abejas, y ponemos todo al baño maría. Cuando se haya derretido, retiramos del fuego y removemos bien.

Esperaremos a que se temple antes de añadir la vitamina E, removiendo de vez en cuando para favorecer la integración de todos los ingredientes. Cuando añadamos la vitamina E, volvemos a remover. Envasamos. Caducidad: 1 año.

Saquito de avena y lavanda para el baño

La idea de este saquito es introducirlo en el agua de la bañera y hacer una especie de infusión con el bebé dentro. Otra opción es atarla a la salida del grifo para que el agua pase primero por la bolsa abierta, y de ahí a la bañera.

Podemos reutilizar bolsitas de regalo de tela, de organza, o incluso alguna media o calcetín. Este saquito está especialmente recomendado para bebés con piel muy sensible o atópica.

Ingredientes

  • Copos de avena
  • Flores de lavanda secas

Introducimos los copos de avena y las flores en el saco y cerramos bien. Caducidad: 1 año.

Autora: Victoria Moradell, Licenciada en periodismo, máster en dermofarmacia y formulación cosmética

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Noviembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here