La astenia primaveral es una sensación pasajera y subjetiva de cansancio, tanto físico como intelectual, que no tiene causa orgánica determinada. No es catalogada como enfermedad dentro del Catálogo de Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud. Esta afección está compuesta por un grupo de desórdenes en el normal mecanismo fisiológico de adaptación del cuerpo. Hay postulados que explican esta situación, entre ellos una vinculación con un agente infeccioso vírico, cambios en los biorritmos y el desequilibrio en las betaendorfinas o cambios hormonales junto con factores como el estrés.

omega-3 en la astenia primaveral
123rfLimited©shangarey

La astenia primaveral engloba cambios de humor inexplicables o melancolía, problemas digestivos (pérdida de apetito, aumento de hambre), trastornos del sueño (insomnio), falta de deseo sexual, alteraciones de la energía (cansancio y fatiga, especialmente por la mañana), dolor en músculos y articulaciones, entre otros. Algunos de los alimentos de la primavera útiles son:

  • Cereales integrales como el arroz y la cebada.
  • Legumbres: soja verde, guisantes, lentejas.
  • Verduras principalmente de hoja verde junto con los tallos: bimi, acelgas, rúcula.
  • Ácidos grasos esenciales omega-3: algas, lino, chía, cáñamo, nueces, y suplementos de alta calidad para desinflamar tu organismo y nutrir tu sistema nervioso.
  • Alimentos que contengan triptófano como almendras, huevos y tofu.

Los suplementos de omega-3 (w3) son muy útiles en el recambio primaveral por diferentes razones.

Insomnio: El sueño es un requisito biológico básico para la vida, que regula numerosos procesos fisiológicos como la recuperación de la fatiga, la reparación de los tejidos, la consolidación de la memoria y la función cerebral. La revisión de la literatura científica indica que existe una moderada relación entre consumo de omega-3 y la calidad y cantidad del sueño.

Ansiedad: el aumento de la ingesta de omega-3 puede reducir los síntomas de ansiedad y las citoquinas proinflamatorias en adultos jóvenes sanos. Se publicó que los sujetos que toman suplementos de omega-3 durante tres meses tienen una reducción del 20% en las puntuaciones de ansiedad y del 14% en la producción de interleucina 6.

Depresión: Los omega-3 tienen acción en la patogénesis de la depresión. La presencia de síntomas depresivos se ha asociado tanto con ebajo consumo, así como con niveles séricos reducidos de ácidos grasos EPA y DHA en adolescentes y mujeres adultas. Un mayor consumo de suplementos de aceites de pescado, pescados enteros y nueces se ha asociado a un menor riesgo de depresión en adultos y jóvenes. El omega-3 tiene beneficios en los estados de ánimo depresivos de acuerdo con varios estudios, por su acción en la prevención y tratamiento de la depresión.

Cansancio: Los omega-3 son esenciales para combatirlo, al tener una función estabilizadora en las alteraciones del cerebro. La ingesta de omega-3, con proporciones variables de EPA y DHA, refuerzan las membranas celulares del cerebro, evitando el cansancio mental y mejorando el estado de ánimo.

Reiniciar en primavera es un proceso. Las personas que padecen esta situación se beneficiarán con una alimentación sana, equilibrada y nutritiva, rica en omega-3 que ha demostrado tener efectos positivos en síntomas relacionados con este trastorno. Además, es importante mantener una correcta hidratación, respetar las horas de descanso y practicar ejercicio físico como caminar o cualquier otra actividad que relaje el cuerpo.

Bibliografía:

  • «Astenia primaveral» Ramón Boneta Farmacia profesional Elsevier. Vol. 29. Núm. 3. p. 32-35 (mayo 2015).
  • «Muerte neuronal excito tóxica: interacción entre las rutas de señalización del IGF-I y el Glutamato» Eva García Galloway. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias Biológicas, Departamento de Biología Celular. Madrid 2003. 
  • «La medicina china» Dr. Stephen Gascoigne. Ed. RBA-lntegral Madrid 2000.
  • «La salud y las estaciones» Dr. Elson M. Haas. Ed. Edaf Madrid 1997. 
  • «Efectos de Omega-3 en el Sueño: Revisión Sistemática». Francisca Toledo et cols. Int. J. Inter. Dent Vol. 14(3); p. 266-270, 2021. 
  • «Omega-3 supplementation lowers inflammation and anxiety in medical students: A randomized controlled trial». Janice K. Kiecolt-Glaser Brain, Behavior, and Immunity. Volume 25, Issue 8, November 2011, p. 1725-1734

ESPACIO PATROCINADO POR:
Norsan | www.norsan.esNorsan

Autora: Ana Garcia Pocero, Nutricionista clínica e integrativa, miembro de SESMI y de European Integrative Medicine

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Mayo 2024