El sistema musculoesquelético (SME) lo integran huesos, articulaciones, músculos, tendones, ligamentos y tejido conectivo. Es la estructura básica sobre la cual descansa el resto del organismo y da forma, estabilidad y movimiento al cuerpo. Al aumentar la esperanza de vida, el SME es el primero en resentirse con el paso del tiempo.

Sistema músculo esquelético
123rfLimited©kzenon. Fisio haciendo ejercicios de hombro

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), más de 1.700 millones de personas sufren alguno de los 150 trastornos del SME. Estos trastornos suelen presentar episodios de dolor (a menudo crónico) y limitan enormemente la movilidad y la destreza, lo que provoca jubilaciones anticipadas, menores niveles de bienestar, creciente ausentismo laboral y una menor capacidad de participación social.

En los servicios de atención primaria, y en muchos casos en la atención especializada, se tratan principalmente los síntomas (con calmantes y antiinflamatorios), pero trabajar la causa y la prevención está aún en niveles muy básicos. La visión holística e integrativa en su tratamiento y prevención es aún poco conocida y está sólo al alcance de unos pocos.

¿Cuáles son las afecciones más comunes?

Articulaciones: degeneración del cartílago (artrosis), ataque autoinmune al revestimiento de las articulaciones (artritis reumatoide), acumulación de ácido úrico (gota), fusión por inflamación de los huesos de la espina dorsal (espondilitis anquilosante).

Huesos: destrucción del tejido óseo (osteoporosis), baja densidad ósea (osteopenia), fracturas traumáticas o debidas a la fragilidad ósea, infecciones óseas (osteomielitis), ablandamiento y debilitamiento de los huesos en los niños (raquitismo), curvatura lateral de la columna vertebral (escoliosis).

Tejido conectivo: inflamación del tejido fibroso de la planta del pie (fascitis plantar), estrechamiento de los vasos sanguíneos (vasculitis).

Músculos: pérdida de masa, fuerza y funcionamiento (distrofia, sarcopenia), mal uso o exceso de uso (calambres, tendinitis), inflamación (miositis).

Además de actuar sobre los síntomas hay que intentar actuar sobre las causas

¿Qué puedo hacer?

La gestión del dolor, la conservación, la lubricación, y la adecuada «alimentación» de huesos, músculos y articulaciones son de vital importancia para el bienestar.

Evitar alimentos que produzcan inflamación

Debemos evitar alimentos tales como carnes rojas, azúcar, fritos, bebidas refrescantes, bollería industrial y, en general, todo alimento ultra procesado, que pueda favorecer los procesos inflamatorios. Sin embargo, hay que integrar en nuestra dieta los que ayuden a bajar el colesterol y a aportar nutrientes «antiinflamatorios» tales como fibra, calcio, magnesio, carotenoides, ácidos grasos omega-3, probióticos y prebióticos. La lista es amplia e interesante, verduras de hojas verdes, bayas, frutos rojos, legumbres, proteínas de calidad, brotes, fermentados, aceite de oliva…

Mantener una buena actividad física

El sedentarismo no ayuda a tener un SME fuerte y bien lubricado, hay que moverse. Basta con 30 minutos de ejercicio amigable durante cinco días a la semana. Hacer estiramientos matutinos, levantarse cada dos horas de estar sentado, y practicar Yoga o Pilates, son unas costumbres muy sanas. Practicar ejercicio en exceso o de forma inadecuada puede ser contraproducente.

Cuidado con las cargas pesadas o las malas posturas

Levantar algo pesado de forma inadecuada o mantener una mala postura durante un tiempo prolongado, genera un desequilibro que produce estrés y tensión a nuestro organismo y conlleva lesiones inmediatas o diferidas de nuestro sistema musculoesquelético. Especial cuidado se debe poner al utilizar los equipos telemáticos, tales como teléfono móvil, tabletas, controles de video juegos, ratones… pulsar constantemente pequeñas teclas genera inflamación de articulaciones y envolturas del tendón, causando dolor y rigidez.

Sistema músculo esquelético
123rfLimited©peopleimages12

Evitar el tabaco

El tabaquismo afecta a las articulaciones. La nicotina estrecha los vasos sanguíneos y esto limita la cantidad de oxígeno y nutrientes que deben llegar a las articulaciones. Una mala nutrición de la capa que recubre al cartílago puede causar su desgaste e inflamación. Por otro lado, todo indica que el tabaco aumenta el riesgo de osteoporosis.

Evitar el uso prolongado de fármacos analgésicos y antinflamatorios

El uso prolongado de determinados fármacos puede tener efectos secundarios importantes. Además de actuar sobre los síntomas hay que intentar actuar sobre las causas. Para ello se debe evitar el sobre peso y, en la medida de lo posible; utilizar terapias manuales tales como fisioterapia, quiropráctica y osteopatía.

No deje su bienestar en manos de calmantes y antiinflamatorios, cuide su alimentación, realice ejercicio periódico y no agresivo, acuda a expertos en terapias manuales y apóyese en los complementos alimenticios adecuados puros y naturales

Los complementos alimenticios naturales, un buen apoyo

Vitaminas C, D y K2

La vitamina C contribuye a la normal formación de colágeno, una proteína importante utilizada para producir piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Cuando la vitamina C (ácido ascórbico) se combina con bioflavonoides y ácidos grasos aumenta su asimilación y absorción celular.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio de los alimentos, es uno de los principales elementos que constituyen los huesos y juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Si se combina con la vitamina K2, ésta le ayuda a que el calcio se incorpore a los huesos y no se deposite en las arterias.

Ácido Hialurónico

Este compuesto se encuentra en abundancia en las articulaciones, la piel y los ojos. Tiene una gran capacidad de retención de agua y ha sido etiquetado como el ‘hidratante de la naturaleza’. Debido a esta función, también ayuda a rellenar el espacio entre las células de la piel, con lo que también se le llama “el antiarrugas natural”.

Calcio, Magnesio y Boro

El Calcio está involucrado en numerosas funciones vitales en todo el cuerpo, incluyendo construcción ósea, digestión de proteínas y grasas, producción de energía, transmisión nerviosa y actividad neuromuscular. Los huesos contienen más del 99% del calcio del cuerpo.

El Magnesio es importante para más de 300 funciones celulares y su función principal es la activación enzimática. El magnesio se deposita predominantemente en el hueso, el resto reside en tejidos metabólicamente activos como el músculo, el cerebro, el corazón, el hígado y los riñones.

El Boro es un oligoelemento que influye en el transporte de calcio extracelular y la liberación de calcio intracelular. El boro es necesario para la acción de la vitamina D, la vitamina que estimula la absorción y utilización del calcio.

La gestión del dolor, la conservación, la lubricación, y la adecuada «alimentación» de huesos, músculos y articulaciones son de vital importancia para el bienestar

Boswellia serrata

La resina de goma de este árbol se ha utilizado ampliamente en la medicina tradicional ayurvédica para tratar una variedad de afecciones, entre las que se encuentran: dolor, inflamación, huesos enfermos, enfermedades reumáticas y nerviosas y lesiones musculares.

Glucosamina

La glucosamina se ha investigado y utilizado casi exclusivamente para el tratamiento de la osteoartritis o artrosis. Una vez absorbida, es tomada por los tejidos articulares donde se incorpora a la matriz del tejido conjuntivo del cartílago, los ligamentos y los tendones, ayudando a su reparación y retrasando su deterioro.

Recuerde

No deje su bienestar en manos de calmantes y antiinflamatorios, cuide su alimentación, realice ejercicio periódico y no agresivo, acuda a expertos en terapias manuales y apóyese en los complementos alimenticios adecuados puros y naturales. Aquellas personas que sigan protocolos con medicamentos deben consultar con el especialista antes de tomar cualquier complemento alimenticio. ¡No espere a que su esqueleto no lo aguante, la prevención es fuente de salud en la vejez!

Autor: Pedro Porta. Director y Empresario, Sector Complementos Alimenticios

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2024