La caída de cabello estacional, es decir, la caída normal de cabello que se produce en el cambio de estación, en otoño y en primavera, es cíclica y no representa un problema grave que necesite acudir al dermatólogo a no ser que dure más de tres meses o que la caída sea igual o superior al 20%.

caída del cabello
123rfLimited©tverdohlib

El conjunto del cabello pasa por tres fases: crecimiento, involución y caída, y mientras unos están en una fase, los demás están en las otras dos, aunque en los cambios estacionales se da más porcentaje de caída, que sirve de adaptación a los cambios de temperatura, algo parecido a la «muda» por la que pasan nuestros compañeros mamíferos de otras especies.

Cuando nos encontremos en la fase de caída podemos influir para que esta sea menos aparatosa y de menor duración acompañándola con una actitud adecuada y aplicando unas pautas sencillas a la rutina diaria tanto en limpieza como en nutrición.

En limpieza, una exfoliación suave eliminará las células muertas y permitirá oxigenar y estimular el riego sanguíneo del cuero cabelludo, preparando el terreno al crecimiento de cabello nuevo. El champú será suave, natural, certificado ecológico, que nos asegura unos ingredientes amables con nuestra piel y con el planeta. Aplicar y dar un suave masaje, enjuagar y repetir la aplicación dejando actuar un par de minutos. El enjuague que sea generoso y con agua tibia.

Excepcionalmente beneficiosa es la vitamina A y la C y las encontramos en zanahorias, tomates, pimientos y espinacas

En alimentación, ayudándonos a regenerar el cuero cabelludo con los alimentos y complementos alimenticios que nutren y favorecen la aparición de nuevo cabello, como son los minerales y vitaminas presentes en fruta fresca y en verduras de temporada, de producción ecológica, para evitar los residuos tóxicos de los pesticidas. Excepcionalmente beneficiosa es la vitamina A y la C y las encontramos en zanahorias, tomates, pimientos y espinacas. Los alimentos con compuestos azufrados son muy interesantes porque el azufre es un componente de la queratina, la proteína principal que forma el cabello. Entre los vegetales, son ricos en azufre el brócoli, las coles, los ajos, la cebolla, las legumbres y las frutas.

¿Qué es la metionina?

Es un aminoácido esencial que se obtiene a través de la dieta, es decir, no lo genera el cuerpo por sí mismo. Es necesaria para la formación de proteínas, que actúan en la reparación y mantenimiento del cabello. Se encuentra en nueces, semillas y legumbres. También la encontramos en complementos alimenticios. La metionina es precursora de la síntesis de glutatión, uno de los antioxidantes más potentes.

Una exfoliación suave eliminará las células muertas y permitirá oxigenar y estimular el riego sanguíneo del cuero cabelludo

¿Y el L-glutation, qué es?

Es un péptido compuesto por tres aminoácidos que son la glutamina, la cisteína y la glicina. Antioxidante, desintoxicante y fortalecedor del sistema inmunológico, el L-glutation ayuda al organismo a mantener la salud celular y prevenir el envejecimiento prematuro. En cuanto a la salud capilar, gracias a su capacidad para combatir el estrés oxidativo que daña el pelo y el folículo piloso, puede contribuir al nacimiento de pelo más fuerte y saludable.

L-cisteína, el aminoácido esencial para la formación de queratina

L-cisteína es uno de los veinte aminoácidos que componen las proteínas, imprescindibles para el crecimiento y reparación del cabello. Es esencial para la formación de la queratina, la proteína que constituye una parte importante del cabello. Se encuentra en nueces y semillas, y en complementos alimenticios. El descanso y la gestión del estrés también tienen su influencia en el cabello, como en todo lo relacionado con nuestra salud y buena presencia.

ESPACIO PATROCINADO POR:
NATUR IMPORT – NATURE’S PLUS 
¡Energía y bienestar natural!

 

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2024