Andreas Raab es el Director General de Raab Vitalfood. Estudió Ingeniería Industrial y Biotecnología en Dresde y Berlín y se doctoró en el campo de la Microbiología Molecular. Raab Vitalfood es una empresa familiar fundada en 1989 por el Sr. Michael Raab con un objetivo: el desarrollo de alimentos ecológicos con beneficios para la salud, siendo la principal prioridad el cumplimiento de valores como la sostenibilidad, la conciencia de calidad, la autenticidad, la integridad y la transparencia.

Andreas Raab

¿Qué novedades habéis presentado en BIOFACH 2024?

En primer lugar, los electrolitos. Es un producto que vendemos muy bien. La introducción tuvo bastante éxito. Es para personas que hacen deporte y pierden mucha agua y electrolitos debido a la sudoración. Pero también es para personas mayores que a veces tienden a comer de forma poco equilibrada y toman mucha medicación. Esto puede provocar una falta de electrolitos. Así que incluso las personas mayores pueden beneficiarse mucho del consumo de electrolitos: se marean menos y están más centradas y concentradas.

Hemos introducido un extracto de naranjas de Sicilia que ayuda a quemar grasas y a perder peso. Es un extracto estandarizado y registrado en Sicilia. En Brasil y Norteamérica es muy popular. También se ha introducido con éxito en Alemania.

Por otro lado, todos los productos que tienen el potencial de alargar la esperanza de vida. La longevidad es una gran tendencia en Europa, sobre todo en Alemania. Se puede leer mucho sobre ello actualmente, y ya es muy prominente en América y Asia. Hemos comprendido las razones moleculares del envejecimiento. Por ejemplo, que los daños en el ADN se acumulan durante el envejecimiento, dando lugar finalmente a problemas asociados.

Hay algunas sustancias que tienen el potencial de abordar de forma positiva estas determinadas características del envejecimiento. Por ejemplo, la espermidina, que induce la autofagia, un mecanismo de limpieza intracelular que disminuye con el tiempo. Otro ejemplo es la quercetina, un metabolito vegetal secundario que acaba con las células zombis acumuladas en nuestro organismo. Algunas de estas células han perdido el potencial de dividirse. No realizan apoptosis, sino que segregan constantemente factores inflamatorios a bajo nivel. La quercetina mata selectivamente las células zombis. Es un compuesto antienvejecimiento, pero muy natural, muy sano y antioxidante. El resveratrol es también un metabolito vegetal secundario (polifenol), que muestra una fuerte actividad antienvejecimiento. Induce las llamadas sirtuinas, que son genes/proteínas de la longevidad. Se encargan de reparar los daños en el ADN y de cambiar el metabolismo a un modo saludable. El resveratrol es un compuesto natural de la uva y otras plantas.

«Lo más importante cuando se trata de calidad: conocer al agricultor y el origen exacto»

¿Qué podemos aprender de las Zonas Azules del mundo?

Es muy interesante. No utilizan suplementos, sino que consumen las mismas plantas y compuestos que nosotros proporcionamos como suplementos, pero de forma natural en su dieta. Por ejemplo, la taurina se encuentra en altos niveles en las algas. Los habitantes de Osaka (Japón), que viven mucho tiempo, consumen estas algas. La taurina también es una sustancia beneficiosa contra el envejecimiento.

Lo que me parece muy interesante es que todas estas Zonas Azules, en mi opinión, comparten algunas similitudes: no comen en exceso, tienen una especie de propósito en la vida, son activos, trabajan durante mucho tiempo, incluso cuando son viejos. Y comen muchos vegetales, poca carne y algo de pescado.

Andreas Raab
©El Botiquín Natural. Dr. Andreas Raab (derecha) entrevistado en BIOFACH 2024 por Oriol Urrutia

¿Cómo obtenéis ingredientes de alta calidad?

Raab Vitalfood existe desde hace 35 años. Y en estos 35 años, hemos creado una amplia red de muy buenos proveedores a los que conocemos personalmente. Preferimos trabajar con proveedores con los que mantenemos una relación buena y de confianza desde hace mucho tiempo y que conozcan personalmente a los agricultores y los campos de los que obtienen las materias primas. Esta es nuestra primera línea de defensa. Es lo más importante cuando se trata de calidad: conocer al agricultor y el origen exacto.

Trabajamos con proveedores especializados en determinados compuestos o materias primas o regiones, por ejemplo Brasil o la India. Conocen la región y saben cómo trabajan los agricultores. Son personas muy experimentadas, nuestros proveedores preferidos. Cuando recibimos nuestras materias primas, tomamos muestras, a veces bastantes dependiendo del tamaño del lote y de lo que queramos analizar. A continuación, creamos una muestra mixta y analizamos microbiología, metales pesados, aflatoxinas, más de 500 pesticidas y otros contaminantes, para poder excluir realmente al 100% todo lo que no debería estar ahí.

Preferimos los ingredientes ecológicos siempre que sea posible. Pero a veces, por definición, no es posible. Por ejemplo, el magnesio no es ecológico porque no se cultiva en un campo.

«Pensamos a largo plazo, y todo lo que hacemos como empresa debe ser sostenible para todas las personas a las que influimos y para el medio ambiente»

Raab Vitalfood ha renovado ahora su logotipo.

Era necesario hacer un pequeño cambio de imagen. El reto era encontrar un diseño que siguiera siendo reconocido por nuestros clientes, pero que funcionara en todos los diferentes productos que tenemos. Lo hemos conseguido. Estoy muy contento. Hemos recibido muchos comentarios positivos. Es moderno, sigue siendo natural, lo que era muy importante para nosotros como empresa ecológica. El eslogan es «naturally well supplied» (naturalmente bien abastecido).

¿Qué productos o soluciones podríamos ver en el futuro en vuestro portfolio?

En mi opinión, la longevidad y el envejecimiento saludable son temas de gran importancia. Si encontramos soluciones en este campo, nos será de gran ayuda a todos. El objetivo es aumentar la esperanza de vida sana. Estar sano hasta el final de la vida. No se trata de llegar a los 110 o a los 100 años, sino de ampliar la esperanza de vida saludable, la calidad de vida. Pregunten a las personas que viven en las zonas azules, es muy interesante. Además, tener una forma de pensar positiva, un propósito en la vida, tener gente agradable a tu alrededor… Eso parece ser un factor clave, además de la dieta o los suplementos.

«El magnesio no es ecológico porque no se cultiva en un campo»

¿Cuál es su propósito personal en la vida?

Mi propósito, aparte de mi familia, es, por supuesto, la empresa. Nos gustaría trabajar de forma sostenible, es decir, hacer algo bueno por nuestros empleados, el medio ambiente y, sobre todo, la salud de nuestros clientes. No se trata de beneficios a corto plazo. Pensamos a largo plazo, y todo lo que hacemos como empresa debe ser sostenible para todas las personas a las que influimos y para el medio ambiente.

¿Qué consejos daría a los consumidores para que tomen decisiones informadas?

A la hora de comprar suplementos, todo cliente debería plantearse siempre comprar a una empresa que produzca ella misma. Esto marca la diferencia porque conocemos a nuestros proveedores desde hace ya 35 años, pensamos profundamente en nuestras materias primas, sabemos de dónde proceden. También conocemos el riesgo y lo que hay que tener en cuenta para cada una de las distintas materias primas. Lo hacemos todo internamente y por eso tenemos un conocimiento más profundo, en comparación con las empresas que sólo ponen su etiqueta. Esto simplemente reduce cualquier riesgo y garantiza una calidad superior.

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor y Politólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2024