El colágeno es una proteína. Su función es la de unir y dotar resistencia, por lo que cuando su cantidad presente en el cuerpo está por debajo de la necesaria, lo vemos enseguida en la piel que pierde elasticidad y en general su buen aspecto y en las articulaciones que pueden causarnos dolor por el desgaste de su estructura interna.

colágeno
123rf Limited©jaruek

Es la proteína más abundante en los animales, entre ellos, nosotros. Sin embargo, con el paso de los años se ralentiza su producción y es necesario apoyarla con una buena alimentación y ejercicio regular. También nos podemos ayudar con un buen complemento alimenticio.

Las articulaciones pueden agradecer un aporte extra de colágeno a medida que su presencia decae, ya que las proteínas contribuyen al mantenimiento normal de los huesos y la masa muscular, y el colágeno en concreto juega un papel decisivo en el correcto movimiento de las articulaciones entre otras muchas funciones. A través de una dieta equilibrada, con variedad de frutas cítricas, legumbres y verduras de hoja verde, brócoli, col, frutos rojos, tomate, remolacha, espinacas y berenjenas, cereales integrales y frutos secos, se pueden obtener las proteínas necesarias. En dieta vegetariana los lácteos y los huevos son también promotores de la síntesis de colágeno en el organismo.

Una buena selección de colágenos combinada con vitaminas y minerales nos sirve para poner a punto las articulaciones gracias a sus beneficios sinérgicos

El colágeno se encuentra en el tejido conectivo, como el tejido óseo, los tendones, cartílagos, en la córnea, en la piel, en los dientes, en los vasos sanguíneos, etc. y existe diferenciado en muchos tipos, formando en realidad no una proteína única sino una gran familia de proteínas.

No hay una edad concreta en la que se indique tomar complementos alimenticios de colágeno, pero desde los 30 años se va perdiendo paulatinamente la capacidad de producirlo y algunas condiciones como algunas enfermedades o el periodo de la menopausia empeoran la situación.

Colágeno, vitamina C, vitamina D y magnesio para disfrutar del ejercicio físico regular y moderado

Médicos y fisioterapeutas nos recomiendan siempre el ejercicio físico regular y moderado para mantener un buen estado de salud ósea y articular. Llevar una vida sedentaria nos perjudica la salud muscular y ósea, pues la falta de movimiento provoca debilidad muscular, así como la pérdida de masa ósea y aumenta el riesgo de padecer fracturas y osteoporosis. Debemos obligarnos a movernos más y esto repercutirá también en otros aspectos de nuestra salud como la salud emocional o anímica, aumentando la sensación de vitalidad. El ejercicio físico moderado solo nos puede aportar beneficios.

El magnesio ayuda a combatir el cansancio y la fatiga, contribuye a la síntesis proteica y apoya al sistema inmunitario

Ahora, con los días más largos, apetecen las largas caminatas o los paseos en bicicleta y un dolor en la rodilla o en la cadera nos pueden estropear los planes. Una buena selección de colágenos combinada con vitaminas y minerales es una opción muy recomendada para poner a punto las articulaciones gracias a sus beneficios sinérgicos. La combinación con vitamina C refuerza los beneficios de los complementos alimenticios de colágeno con su poder antioxidante y si además están reforzados con vitamina D que participa en la absorción del calcio, mucho mejor. El magnesio ayuda a combatir el cansancio y la fatiga, contribuye a la síntesis proteica y apoya al sistema inmunitario, además de intervenir en el funcionamiento de músculos y sistema nervioso, por lo que su presencia en un buen complemento de colágeno aumenta su efectividad en el mantenimiento de la salud ósea, muscular y articular.

ESPACIO PATROCINADO POR:
Vitalart | www.naturimport.es/624-vitalart

Autora: Montse Mulé, Editora

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Marzo 2024