Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el 27,1% de las defunciones en la primera mitad del año 2022 se debieron a enfermedades del sistema circulatorio. Esto convierte a los problemas cardiovasculares en la primera causa de muerte natural en España y probablemente en el mundo entero. Según el cardiólogo Valentín Fuster son siete los factores que son la causa del infarto del miocardio y el infarto cerebral. Dos de carácter mecánico, la presión arterial alta y la obesidad. Dos factores químicos: el colesterol y el azúcar elevados en sangre, y tres conductuales: el tabaquismo, la falta de ejercicio regular y comer mal (exceso de grasas y sal, poca fibra, etc.). Otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad vascular son, tener más de 65 años y antecedentes familiares.

Salud cardiovascular
123rf Limited©jlacheev

¿Qué es la salud cardiovascular?

Salud cardiovascular es un término amplio que incluye al corazón, vasos sanguíneos, colesterol y presión arterial. La enfermedad cardiovascular (ECV) describe un conjunto de condiciones que incluye, entre otras, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, exceso de colesterol o azúcar en sangre, infarto de miocardio y cerebral, angina de pecho, arritmias. Un individuo puede reducir su riesgo de desarrollar ECV controlando los factores de riesgo modificables.

Colesterol

Es un tipo de lípido que el hígado produce de forma natural, esencial para las membranas celulares, la producción de hormonas y la formación de vitamina D. Para ayudar a transportar el colesterol por el cuerpo, el hígado produce dos tipos de partículas hechas de grasa y proteína: lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL), conocido como “colesterol malo”. Si los niveles de LDL son demasiado altos, puede acumularse en las paredes arteriales, que estrecha las arterias, limita el flujo sanguíneo, y aumenta el riesgo de coágulos de sangre y, por lo tanto, de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El colesterol alto es silencioso, ya que rara vez causa síntomas iniciales. Muchas personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen el colesterol alto hasta que desarrollan complicaciones graves.

Vasos sanguíneos

Son canales que transportan y hacen circular sangre y oxígeno por todo el cuerpo hacia órganos y tejidos vitales y eliminar los productos de desecho. Tenemos unos 97.000 kilómetros de vasos sanguíneos, formando un circuito cerrado que comienza y termina en el corazón y lo constituyen arterias, venas y capilares. El endurecimiento o la obstrucción de esta red de conductos conlleva graves riesgos para la salud.

Hipertensión (tensión arterial alta)

Es muy común, y típicamente se desarrolla durante varios años sin síntomas aparentes. Ocurre cuando la fuerza de la sangre que empuja a través de los vasos sanguíneos es constantemente demasiado alta, probablemente causada por estrechamiento de estos. Los síntomas graves de hipertensión incluyen enfermedad renal, apnea obstructiva del sueño, defectos cardíacos congénitos, problemas tiroideos, y problemas de la glándula suprarrenal.

Glucosa en sangre

El control de la glucosa en sangre es importante especialmente en casos de diabetes. Nuestro cuerpo controla nuestros niveles de azúcar en la sangre mediante la producción de insulina, la hormona que permite a las células utilizar el azúcar circulante en la sangre que proviene de los alimentos. Una adecuada salud cardiovascular debe perseguir tener unos niveles adecuados de glucosa evitando la hiperglucemia (nivel alto) y la hipoglucemia (nivel bajo).

Consejos nutricionales y de estilo de vida

Todo empieza por seguir una dieta saludable que incluya frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras, y limitar el consumo de alcohol, azúcar refinado, alimentos ricos en sal, azúcar, grasas saturadas y altos niveles de sodio. La exposición al sol puede ser controvertida. Sin embargo, 10-20 minutos de exposición diaria al sol a la hora adecuada y sin protección, permite la generación de vitamina D que indirectamente puede contribuir a la salud general.

Comer alimentos con bajo índice glucémico y el control de la ingesta general de carbohidratos pueden afectar la rapidez con la que aumentan los niveles de azúcar en sangre, al tiempo que regulará los niveles de colesterol malo.

Salud cardiovascular
123rf Limited©serezniy

Adoptar buenos hábitos de sueño puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre y promover un peso saludable, al tiempo que permite el proceso de reparación de nuestro cuerpo, mientras que dormir mal puede alterar hormonas metabólicas críticas.

Modificación del estilo de vida para reducir el consumo de alcohol y cigarrillos, fijando objetivos de pérdida de peso e incorporando al mismo tiempo actividad física y moderada, como caminar al menos 30 minutos al día, yoga, tai chi, etc. pueden ser muy beneficiosos.

Los complementos alimenticios naturales, un buen apoyo

A pesar de que la prevención y el control médico de nuestra salud cardiovascular es esencial, los complementos alimenticios de fuentes seleccionadas y en formulaciones diseñadas por especialistas, nos permiten aportar, de forma garantizada a nuestra dieta, nutrientes beneficiosos en la cantidad adecuada. Los principales complementos alimenticios naturales que nos pueden ayudar son:

Policosanol

Es un extracto natural de salvado de arroz que puede llegar a aportar un 60% de octacosanol. Éste frena la síntesis del colesterol por el hígado y estimula la degradación del colesterol malo de una manera totalmente natural. Hay investigaciones que han comprobado que provoca un efecto de protección ante la peroxidación lipídica, previniendo la arterosclerosis, al tiempo que es un antiagregante plaquetario; similar al del ácido acetilsalicílico (aspirina).

Coenzima Co-Q10 (ubiquinona)

La coenzima Q10 se utiliza en la producción de energía celular, incluye triglicéridos de cadena media que son un combustible fácil de usar. La capacidad del organismo en producirla de forma natural disminuye a partir de los 40 años. También se ha descubierto que los niveles de CoQ10 son más bajos en personas con ciertas afecciones, como enfermedades cardíacas, y en quienes toman medicamentos para reducir el colesterol (estatinas).

Magnesio Taurato

El magnesio es conocido por su papel en regulación del músculo cardíaco e interactúa a nivel celular en muchos procesos. La taurina es un aminoácido con un potente efecto antioxidante. Los estudios indican que cuando el magnesio es quelado (unido) a la taurina para permitir su absorción en el organismo, puede apoyar la salud del corazón.

Vitamina C

La vitamina C contribuye a la normal formación de colágeno que a su vez ayuda al normal funcionamiento de los vasos sanguíneos. Cuando la vitamina C (ácido ascórbico) se combina con bioflavonoides y ácidos grasos producen una combinación ligeramente alcalina que es bien tolerada, y aumentan su asimilación y absorción celular. Los ácidos grasos esenciales como el aceite de lino dorado, algas como la espirulina y los probióticos, pueden ser también de gran ayuda.

Recuerde Todos estos nutrientes se pueden conseguir como complementos alimenticios de forma individual o como complejo nutricional; si están formulados de forma equilibrada, de buenas fuentes veganas 100% naturales, en formas altamente biodisponibles y sin excipientes indeseados, podrán trabajar en sinergia y sintonía ayudando a conseguir las cantidades mínimas que requiere la bioquímica de nuestro organismo. Aquellas personas que sigan protocolos con medicamentos deben consultar con el especialista antes de tomar cualquier complemento alimenticio.

¡Promueva la salud de su corazón y la de los suyos!

Autor: Pedro Porta. Director y Empresario, Sector Complementos Alimenticios

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Marzo 2024