La sal natural es imprescindible para la vida, por eso la haloterapia puede ser tan beneficiosa. Ya en el vientre materno nos encontramos inmersos en una solución salina (el líquido amniótico) cuyos elementos químicos minerales son los mismos que los del agua del mar. Y, según los análisis químicos, la sal del líquido amniótico tiene una composición química idéntica a la de nuestro plasma (suero sanguíneo) así como a la del agua de los océanos.

La haloterapia los beneficios de respirar en cuevas de sal seca
123rf Limited©id1974. Habitación de Espeleoterapia

¿Cómo surge la haloterapia?

Por otro lado, los componentes de la sal (sodio y cloro) son fundamentales para el equilibrio hídrico de nuestro cuerpo y para la vida de nuestras células.

A lo largo de la historia, la sal ha sido ingrediente culinario, moneda de cambio, medio de conservación, método para higienizar, motivo de guerras y revoluciones, parte de ritos y folklore, …. pero también es destacable su uso con fines curativos, como ya se recoge en los antiguos textos chinos, en Egipto, Grecia, Roma… De sus propiedades ya hablaban, entre otros, Platón, Plinio el viejo o Hipócrates (que empleaba la sal para curar los problemas respiratorios de sus pacientes).

Pero es en el siglo XIX, en las minas de sal de Europa y Rusia, cuando se comienza a desarrollar la Espeleoterapia y de ahí la que hoy conocemos como Haloterapia, el uso de la sal seca con fines terapéuticos.

Observaciones e investigaciones

El médico polaco, Feliks Boczkowski, observó cómo a diferencia de los demás mineros, los mineros de sal parecían conservar buena salud, rara vez tenían problemas respiratorios y su piel se conservaba más joven. Es así como en 1839, decide abrir el primer centro de salud en la mina de sal de Wieliczka en Polonia, para tratar enfermedades respiratorias, sobre todo el asma (por cierto, desde septiembre de 2020, en esta mina de sal se están llevando a cabo programas de rehabilitación e investigación para COVID 19 de larga duración).

Los componentes de la sal (sodio y cloro) son fundamentales para el equilibrio hídrico de nuestro cuerpo y para la vida de nuestras células

Posteriormente, en otros países como Alemania, Hungría, Suiza, Bulgaria y Yugoslavia abrieron sanatorios para asmáticos en cuevas de sal naturales.

A partir de 1990, se empieza a desarrollar más la investigación científica sobre las propiedades terapéuticas de respirar el ambiente salino de las cuevas de sal y médicos y científicos comienzan a reproducir estas condiciones en superficie, obteniendo resultados positivos.

Una terapia de sal seca en entornos artificiales

Y es que la Salt Therapy Association (Asociación de Terapia de Sal) de la que forman parte más de 31 países, diferencia entre la espeleoterapia y la haloterapia. Mientras  la primera se lleva a cabo en entornos naturales bajo tierra y utilizando las condiciones climáticas y el aire salado de las cuevas naturales (no exclusivamente minas de sal), la haloterapia es una terapia de sal seca que se lleva a cabo en entornos artificiales que buscan reproducir las condiciones de una cueva de sal y que emplean un halogenerador, aparato para lanzar micropartículas de sal roca 100% natural, respirables en un ambiente con temperatura, humedad y saturación controladas.

Se emplea sal de roca por ser la propia de las minas y por la estabilidad de su composición (a diferencia de otras sales cuya composición puede ser más inestable).  A través de sensores, se consigue controlar el nivel de partículas en la sala, para una mayor eficacia del tratamiento. La sala está toda recubierta de sal, no solo como decoración a modo de cuevas de Sal, también porque permite crear un ambiente aséptico ya que está comprobado que la sal es antibacteriana, bactericida y antiséptico natural. Por otro lado, la humedad relativa se controla y el aire se renueva cada 10 minutos, para evitar el contagio y la propagación de bacterias, virus u hongos.

123rf Limited©rioblanco. Sesión de terapia en cueva de sal

Países que reconocen la Haloterapia como práctica médica

Tras las investigaciones en los años 90 de diversos médicos del Instituto Ruso de Investigación de Neumología de Moscú (Russian Research Institute of Pulmonology) y de la St. Petersburg State Medical University, se publicaron “las directrices para la aplicación de tecnología médica de Haloterapia, para el tratamiento general de enfermedades respiratorias” aprobadas por el Ministerio de Salud de Rusia. Desde entonces, el uso de la Haloterapia está reconocido, aceptado y autorizado en la práctica médica en Rusia. Se publicaron más de una decena de tesis doctorales, 11 patentes sobre el método de los enfoques del tratamiento y los halogeneradores y 10 guías y manuales para los médicos.

También en Estados Unidos, Canadá, Italia e Inglaterra la haloterapia está reconocida como terapia clínica.

El uso de la Haloterapia está reconocido, aceptado y autorizado en la práctica médica en Rusia

Alina Chervinskaya, jefa del Centro Científico y Clínico de Neumología Preventiva y Rehabilitación del Hospital Clínico Sokolov, en San Petersburgo y especialista en terapia respiratoria y pulmonar, lleva veinte años investigando y afirma que “la Haloterapia ha brindado mucho alivio a sus pacientes, que padecen todo tipo de dolencias como asma, alergias e incluso EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)”.

El artículo de 2019 de “European Respiratory Journal” de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias, publicaba que la haloterapia parece tener un impacto positivo en la reducción del riesgo de exacerbación de los pacientes con enfermedades pulmonares crónicas (EPOC).

Antiinflamatoria, bactericida, desintoxicante

Hay más de 200 investigaciones científicas que demuestran las diferentes propiedades de la haloterapia en enfermedades respiratorias (como procesos asmáticos, bronquitis cronificadas, fibrosis quística, sinusitis, otitis tubárica, síndrome de hiperreactividad bronquial, alergias, etc.…)

Los estudios han demostrado sus propiedades bactericidas, hidrófilas y antiinflamatorias, ayudando a reducir la inflamación en el tracto respiratorio y ensanchar las vías respiratorias. También se ha comprobado que las partículas de sal secas son mucolíticas, hacen que el moco y la flema se hagan más líquidos y se despeguen de los pulmones, siendo más fácil su expulsión, y permiten la eliminación de alérgenos extraños. Las micropartículas de sal seca actúan como una esponja que atrae las sustancias extrañas a su paso por el tracto respiratorio. De esta manera, al limpiar el sistema respiratorio, aumentan el nivel de oxígeno, se aporta más energía y mejora el sistema inmune.

Recientemente, el informe sobre “Transimisión del SARS CoV 2 en playas y piscinas”, publicado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, apuntaba también que “se ha identificado el cloruro sódico como agente biocida eficaz contra SARS-CoV-2”.

Otros beneficios: piel y cabello, estrés y rendimiento deportivo

La haloterapia ha demostrado también beneficios en diferentes afecciones dermatológicas (psoriasis, eczema, dermatitis, acné, rosácea, inflamación, envejecimiento…) gracias a las propiedades de absorción de impurezas y de humedad de la sal seca.  La sal seca acelera el rejuvenecimiento celular y mejora la rigidez de la piel, regula el ph de la misma y favorece su hidratación natural y su regeneración.

Por otro lado, el ambiente saturado de iones negativos de la cueva de sal, estimula la relajación y facilita la eliminación de toxinas. Además, las sesiones se toman normalmente en cómodos asientos, con música e iluminación suaves que favorecen la atmósfera de descanso.

En el caso de los deportistas, el hecho de mejorar el sistema respiratorio, potencia una oxigenación ideal de la sangre y favorece la recuperación y el rendimiento deportivo.

Como indica la Salt Therapy Association, “la haloterapia no se recomienda para personas con enfermedades contagiosas, fiebre, heridas abiertas, cáncer de pulmón, hipertensión severa, trastornos mentales y tuberculosis activa.  En enfermedades agudas y mujeres embarazadas se recomienda la consulta a especialistas.

Autora: Marta Gandarillas, Periodista especializada en Salud Natural, Titulada superior en Naturopatía y Terapeuta de Jin Shin Jyutsu

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Noviembre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí