El proceso madurativo consiste idealmente en el completo desarrollo de nuestro potencial como individuos y la adquisición de habilidades que nos permitan alcanzar una vida más plena, expresarnos y relacionarnos adecuadamente y contribuir a la mejora de la sociedad y nuestro entorno, aunque a veces se pueden dar trastornos del desarrollo y el aprendizaje.

Trastornos del desarrollo y el aprendizaje y su tratamiento homeopático
123rfLimited©carlacastagno. Cerebro de un niño disléxico que confunde las letras

¿Por qué aparecen los trastornos del desarrollo?

Existe en ello un componente biológico vinculado al desarrollo y posesión de un organismo sano y un componente educativo, vinculado a los modelos y mensajes recibidos en los ámbitos familiar, escolar y social.

El primero constituye la base “física” necesaria para el aprovechamiento efectivo del segundo. Es el substrato constituido por nuestros sentidos: vista, audición, tacto, gusto y olfato, más la integración de los circuitos neuronales y de consciencia capaces de interpretar los estímulos captados por cada uno de ellos y darles el sentido adecuado.

Trastornos del aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje, descritos habitualmente, se refieren sobre todo a los problemas que se detectan cuando el niño es mayorcito ya en la etapa de educación escolar y que tienen que ver básicamente con el Intelecto.

Se considera que tienen una base neurobiológica y agrupan las dificultades relacionadas con la lecto-escritura como la dislexia o la disgrafia, el cálculo matemático, como la acalculia, y el TDAH como trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

En nuestra experiencia, la limitación a la detección y tratamiento de los trastornos vinculados a estas áreas de aprendizaje se nos queda pequeña.

La introducción de los conceptos de Inteligencias múltiples propuesta en 1983 por el psicólogo estadounidense Howard Gardner y el de inteligencia emocional popularizado posteriormente por Daniel Goleman, han puesto de relieve elementos esenciales de la inteligencia humana que considero se acercan mucho más a lo que es la totalidad de un ser humano, aunque nos refiramos a un niño todavía en proceso de maduración.

En nuestra experiencia, la limitación a la detección y tratamiento de los trastornos vinculados a estas áreas de aprendizaje se nos queda pequeña

En nuestra práctica clínica, los trastornos más comunes en las primeras etapas del desarrollo infantil tienen que ver con el desarrollo del lenguaje, el desarrollo psicomotriz y la expresión y conexión psicoafectivas.

Por ejemplo, es relativamente frecuente que nos encontremos con niños que tardan en aprender a hablar. En unos casos puede deberse a problemas de inmadurez neurológica, en otros puede tratarse de dificultades de conexión afectiva.

Tratamientos homeopáticos

Afortunadamente, medicamentos homeopáticos como Baryta carbónica, Calcárea phosphórica o Natrum muriaticum elegidos de forma individualizada según las circunstancias de cada caso, tienen suficiente profundidad de acción como para actuar favorablemente en el restablecimiento del proceso alterado.

Por supuesto, la homeopatía también es muy útil cuando estos trastornos están relacionados con procesos patológicos de tipo orgánico. P. ej. el caso de otitis serosas que dificultan la audición y por tanto el desarrollo del lenguaje. En estos casos, medicamentos como Calcárea carbónica, Pulsatilla o Kalium sulphuricum, pueden curar la otitis y restaurar una audición normal como paso necesario para el restablecimiento del proceso de aprendizaje.

A veces, nos encontramos con niños cuyo desarrollo y aprendizaje psicoafectivo se han visto afectados por un trauma familiar, o debido al rechazo sufrido por una madre deprimida o con trastornos psiquiátricos. En estos casos, son niños poco expresivos, que no sonríen y pueden incluso presentar un enlentecimiento en su crecimiento estaturo-ponderal.

Medicamentos como Sepia, o Phosphoric acidum pueden desbloquear el estado de retraimiento físico y emocional del niño y restablecer una conexión afectiva muy difícil de recuperar por otros medios.

El control de las emociones

Otro de los aspectos clave en el aprendizaje es el que tiene que ver con el manejo de las emociones y su adecuada canalización. Niños que reaccionan de forma exagerada o violenta frente a la frustración mejoran espectacularmente con medicamentos como Lycopodium o Staphysagria.

Otro de los aspectos clave en el aprendizaje es el que tiene que ver con el manejo de las emociones y su adecuada canalización

Nos encontramos también con personas adultas que no aprendieron a decir que no. Personas que no saben poner límites adecuados a las demandas o comportamientos de los demás. En estos casos medicamentos como Pulsatilla, obran pequeños milagros consiguiendo que adquieran una personalidad más asertiva.

En fin, acabo con esta cita de Theilard de Chardin: “La vida es un proceso expansivo, evolutivo de complejidad creciente y con un desarrollo progresivo de la conciencia”.

Y la Homeopatía, puede contribuir sin duda a llevarlo a cabo.

Autor: Dr. Juan José Dallarés Angulo, Medicina Integrativa-Homeopatía, Col. Nº 14.666 Barcelona

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Octubre 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here