«Junto con la vida, se nos ofrece la música» (Yehudi Menuhin). Y es que la musicoterapia abre muchas posibilidades para trabajar la mente a cualquier edad.

Musicoterapia: la música como proceso y aprendizaje en la educación
123rf Limited©microgen. Gong en terapia de sonido

El origen de la musicoterapia

En 1964, el clarinetista Tony Scott grababa en Japón «Music for Zen meditation», considerado como el primer disco de una nueva época, y en consonancia con las sugerentes posibilidades de la relajación y la meditación. Aquel mismo año, el músico minimalista Terry Riley componía en San Francisco «in C» una de sus obras más conocidas. Medio siglo después, una serie de artistas han seguido aquella estela, y, al ampliar las fronteras musicales, han alimentado las posibilidades con las que trabajan los musicoterapeutas.

Ahora bien, ¿relajan o no? Hace poco, al escuchar una famosa grabación de este estilo con mi hijo, el comentó que no, que aquello no le relajaba. Su preferencia se decanta por unos sonidos más mecánicos, como los del efectista Sven Vath: el sonido de una fresadora en contacto con una pieza de metal, dando paso a una explosión de percusión; eso –que alguien puede percibir como una trepanación– sí que era relajante para él.

El estado de ánimo influye

Conviene tener en cuenta el estado de ánimo de la otra persona antes de proponer a alguien unas u otras músicas o sonidos con fines terapéuticos. Nosotros mismos preferiremos unas u otras músicas según cómo estemos de humor. Eso no sólo depende del gusto personal, o bien de la propia estructura musical y de unas determinadas armonías, sino del resultado que producirá en el oyente. Es algo que tienen muy en cuenta los musicoterapeutas.

En musicoterapia se trabaja con sonidos o música, para que el cerebro, con la información recibida, pueda interpretar, procesar y producir una respuesta en función del estímulo inicial

En las últimas décadas, la obra de los propios músicos de este tipo ha seguido una decantación natural –unos han optado por el jazz, otros por la música para películas, otros han decidido trabajar con el sonido de los boles tibetanos…– de tal forma que hoy disponemos de infinidad de sonidos y grabaciones interesantes y adecuadas para su uso en musicoterapia.

Niños y musicoterapia

La música puede servir de apoyo para el superaprendizaje, pero ahora vamos a fijarnos en sus posibilidades terapéuticas.

En musicoterapia se trabaja con sonidos o música, para que el cerebro, con la información recibida, pueda interpretar, procesar y producir una respuesta en función del estímulo inicial.

Es una de las técnicas más usadas en el trabajo diario con niños con alguna discapacidad, trastorno o alteración, y se ha convertido en esencial para niños autistas.

En los niños se emplean los sonidos para facilitar el aprendizaje y estimular la comunicación, el movimiento, la expresión y la organización. Se ha comprobado que favorece también la «conciencia fonológica», lo cual les ayuda cuando han de aprender a leer y escribir.

La musicoterapia forma parte del grupo de terapias de psicología humanista. No la podemos utilizar como si fuera un fármaco, pero en cambio sí que podemos convertirla en un excelente recurso terapéutico, por ejemplo, en los niños con TDAH, autismo o TEA, o los niños con trastornos específicos de la comunicación social o motor, entre otros.

Y por descontado, también en los niños sin dificultades produce efectos positivos, porque favorece la comunicación de ambos hemisferios cerebrales, lo que consigue mejorar el aprendizaje, genera efectos de relajación, ayuda a la concentración y atención del niño.

En la enseñanza

En relación con la enseñanza, la música permite una alternativa que puede entusiasmar a maestros y alumnos. Aunque el oído no sea uno de nuestros sentidos más desarrollados en comparación con otros animales, sí permite que la información llegue al cerebro por vías diferentes, activando zonas de la corteza cerebral y los lóbulos diferentes.

Esto se ha observado especialmente cuando repetimos una melodía, puesto que intervienen músculos que activan el aparato fonatorio humano (nuestro sistema que permite producir, reproducir y amplificar sonidos) y, en consecuencia, otras áreas del cerebro, facilitando la incorporación de conocimiento de manera precisa.

Ventajas del aprendizaje mediante la música

  • Favorece la coordinación motora.
  • Refuerza la relación oído – movimiento.
  • Promueve la liberación de hormonas como laserotoninaoxitocina que favorecen el funcionamiento y desarrollo cerebral del niño.
  • Estimula su memoria a largo plazo. Mediante la música es posible que el niño recuerde (aprenda) y fije mejor el conocimiento.
  • Desarrolla diferentes capacidades puesto que muchos músicos afirman que el talento musical no es algo innato, sino que, por el contrario, resulta ser algo aprehendido de pequeños.
  • Ayuda a desarrolla la movilidad corporal en la infancia.
123rf Limited©mangostar

¿Por qué afecta de ese modo la música a los niños?

El motivo se remonta a los primeros momentos de la concepción del ser humano, en los cuales el sentido del oído impera sobre el de la vista. El feto, a partir del quinto mes de gestación, reacciona ante los estímulos musicales, a la vez que es muy sensible a los sentimientos que la música provoca en la madre.

Esto queda reflejado en las pruebas realizadas con un grupo de mujeres embarazadas que, durante varias horas diarias, se dedicaban a escuchar un determinado tipo de música. Los bebés, algunos meses después del nacimiento, daban señales de alegría y reconocimiento ante las composiciones oídas por las madres a lo largo del embarazo.

El lenguaje de la afectividad

La música es, por excelencia, el lenguaje de la afectividad, de aquello que no puede ser expresado en palabras. Por ello, la psicología actual la considera capaz de influir sobre las emociones humanas con más intensidad y rapidez que el resto de las bellas artes. Mientras éstas persuaden, la música tiene el don de sorprender. Este característico poder sobre los sentimientos se produce con más fuerza cuando se atraviesa un estado de exaltación o depresión. De ahí la importancia que está adquiriendo la musicoterapia a la hora de tratar todo tipo de problemas.

Desde hace muchos años

La música, además, no puede convertirse en una repetición mecánica de sonidos, ya que, como afirmaba Beethoven, «es la mejor mediadora entre la parte espiritual y la sensorial del ser humano». Este ha sido uno de los puntos claves en el resurgimiento de esta terapia, cuyas bases fueron, en el pasado, puramente intuitivas.

La música es, por excelencia, el lenguaje de la afectividad, de aquello que no puede ser expresado en palabras

Gracias a dos de sus componentes básicos, el ritmo y la melodía, la música constituye un vehículo ideal para ello, ya que, mientras el primero afecta fundamentalmente a la fisiología humana, el segundo lo hace a la psique. Así, la musicoterapia utiliza esta relación para producir una serie de modificaciones de tipo psicológico o incluso fisiológico, de modo que el estado de ánimo del paciente tratado varíe favorablemente.

Los efectos

A modo de terapia preventiva se están estudiando los efectos que las diferentes clases de música producen en el organismo humano. Hay composiciones relajantes que tranquilizan a los pacientes excitables o nerviosos; como «El Mar», de Debussy, o la Suite de «Peer Gynt», de Grieg. Otras, por el contrario, tonifican a los depresivos, como los valses de Strauss, o algunas marchas militares. Según la doctora Ira Altshuler, una música idéntica al estado de ánimo o tempo mental del paciente (estados de hiper o hipo actividad) facilita la respuesta de éste. Así, los enfermos depresivos se despiertan con un tempo andante; los maníacos, en cambio, se mueven más fácilmente con un allegro.

Cada estado de ánimo requiere pues un determinado tipo de música, lo que resulta aún más palpable en la rehabilitación de niños aquejados de deficiencia mental.

Con mi agradecimiento a los musicoterapeutas Dra. Serafina Poch (Barcelona) y Patxi del Campo (Vitoria).

Autor: Jaume Rosselló, Editor especializado en salud y alimentación

Suscríbete a la Newsletter y recibe El Botiquín Natural gratis cada mes en tu correo

El Botiquín Natural, Prensa Independiente y Gratuita
Leer
El Botiquín Natural Abril 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here